NOTICIAS

¿Las tropas de EE.UU. se moverán a Ucrania? Claves para comprender el conflicto

Microjuris tuvo la oportunidad de entrevistar al expresidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Alejandro Torres Rivera sobre la tensión entre Ucrania y la Federación Rusa.

Por Daniel Rivera Vargas

Soldados estadounidenses ya han comenzado a moverse a diversas regiones de Europa en medio de la tensión entre Ucrania y la Federación Rusa, pero el conflicto pudiera no llegar a convertirse en un enfrentamiento mayor que involucre tropas de Estados Unidos en conflicto, según el observador en asuntos internacionales y expresidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Alejandro Torres Rivera.

Para entender el conflicto en Ucrania, hay que entender que este país es importante por varias razones, entre ellas sus riquezas naturales como en la producción de ciertos minerales, y por el otro lado porque es un vecino de frontera con la Federación Rusa, que está considerando unirse a una alianza militar a la que no pertenecen los rusos, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que gira hacia los intereses de Estados Unidos, explicó Torres Rivera, mantenedor hace casi 14 años del programa Ventana al Mundo en WKAQ, actual presidente de la Comisión para el Estudio del Desarrollo Constitucional de Puerto Rico y catedrático auxiliar en el Instituto de Relaciones del Trabajo de la Universidad de Puerto Rico.

Ante la posición del actual gobierno de Ucrania, de tratar de insertarse en la OTAN, la Federación Rusa ha respondido con la movilización de 120,000 soldados, dijo Torres Rivera. Pero, explicó, no se puede definir como una invasión rusa en Ucrania.

«La Federación Rusa ha ido creando un cordón de seguridad que por tierra se extiende a Belarus y por mar se extiende al Mar Negro. Es una medida defensiva», indicó Torres Rivera. «Todo el movimiento de tropas en la Federación Rusa lo ha hecho dentro de su territorio, que es un derecho que tiene la Federación Rusa».

«Aquí se está asumiendo la postura de que los rusos van a invadir y eso no necesariamente va a ocurrir», destacó el analista de asuntos internacionales.

Agregó que los ucranianos, cuyo gobierno es presidido por el ex comediante de ese país, Volodymyr Zelensky, igualmente ha hecho movidas defensivas, pero al igual que los rusos se trata de fortalecimientos militares dentro de sus fronteras,

Relacionada a su posición geográfica, Ucrania tiene otra particularidad, dijo Torres Rivera, y tiene que ver con su población: gran parte de su gente se considera de origen eslavo, y por lo tanto se identifican más con la idea de pertenecer a la coalición de países de OTAN, pero otra gran parte de su población se identifica con los rusos.

De hecho, aunque Ucrania no lo reconoce, ya en la Península de Crimea hubo un referéndum, donde la gente votó a favor de separarse de Ucrania, pero al otro día se unieron a la Federación Rusa, y hoy día parte de las tensiones entre los gobiernos rusos y ucranianos responde a que otra región del país tiene sectores importantes que quieres desligarse de Ucrania y vincularse a Moscú.

Península de Crimea.

«Las tensiones actuales son en la zona fronteriza entre Ucrania y la Federación Rusa, en la región de Donbass, donde ubican Donetsk y Lugansk, que son dos zonas de influencia principalmente rusa, ellos han tratado de separarse de Ucrania para anexarse a la Federación Rusa», sostuvo.

Pero, la realidad es que constantemente surgen informaciones de comunicaciones entre los presidentes Vladimir Putin, de la Federación Rusa, y Joe Biden, de Estados Unidos, en relación al conflicto en Ucrania. Y Estados Unidos ha movilizado a Polonia fuerzas militares, como la 82 división aerotransportada, y unidades blindadas. Esto en momentos en que el presidente se encuentra en una posición frágil electoralmente hablando con elecciones en noviembre donde se cree que puede perder el control de los cuerpos legislativos.

Sin embargo, Torres Rivera dijo que los movimientos militares de Estados Unidos están aún muy lejos de Ucrania, y en apoyo a la OTAN. Recordó que la posible integración de Ucrania a la OTAN preocupa a Rusia porque siempre han tenido diferencias con esa organización.

Torres Rivera dijo que cuando hace décadas se negoció la reunificación de Alemania una de los puntos que se tocó es que la OTAN no se extendería a países que eran parte del ya desaparecido Pacto de Varsovia, pero eso no se ha cumplido sino que han ido sumando países como Hungría, Bulgaria, Rumania, Polonia, Latvia, Estonia, Eslovaquia. Eslovenia, República Checa, Lituania y Letonia, por lo que esta alianza militar estaría tocando las puertas de la frontera de Rusia si se suman a Ucrania.

«En este momento están haciendo el juego del tablero de ajedrez. Todas las partes por un lado dan la apariencia de amenaza y por el otro la prudencia. A ninguno de los países le conviene la guerra», sostuvo.

«Yo tengo la teoría, y es uno mirando desde afuera, que si se desata algún conflicto será uno regional, mayormente de impacto terrestre, y no habrá una conflagración que enfrente a la Federación Rusa con la OTAN, porque las dimensiones de un conflicto de esa naturaleza serían fatales tanto para Ucrania como Europa, por lo que representa la producción de Ucrania de recursos naturales, producción industrial que se desplaza a la comunidad europea y los suministros de gas de Rusia a lugares como Alemania», mencionó Torres Rivera.

Agregó que estas zonas de Europa ya tienen choques violentos porque ya en la región de Donbass, la cifra de muertes por los actuales conflictos se estima en cerca de 15,000.

Afirmó también que, en pasadas tensiones, ha habido movimientos y diálogos que han impedido enfrentamientos militares directos, y Torres Rivera entiende que hay la posibilidad de que eso sea lo que pase en estos momentos en Ucrania, y en esto pueden jugar un papel importante la intervención diplomática reciente de países como Francia y Alemania que abre una ventana hacia una solución negociada, como ha ocurrido en el asado.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!