NOTICIAS

Anticipan que invasión a Ucrania sería un conflicto regional y no nuclear

El expresidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Alejandro Torres Rivera ofreció su opinión a Microjuris sobre la tensión entre Ucrania y Rusia.

Por Daniel Rivera Vargas

La invasión rusa a Ucrania no debe terminar como un conflicto nuclear, reiteró el observador en asuntos internacionales y expresidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Alejandro Torres Rivera.

¿Las tropas de EE.UU. se moverán a Ucrania? Claves para comprender el conflicto

La Federación Rusa invadió a Ucrania en horas recientes, con decenas de fallecimientos en cuestión de horas y llegando con parte de su poderío militar incluso a Kiev, capital del estado ucraniano.

Sin embargo, Torres Rivera dijo que, hasta el momento y tal como anticipo en entrevista la semana pasada con Microjuris, el conflicto parece que se mantendrá como uno regional, donde la reacción de Estados Unidos y los países europeos unidos en la alianza  militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte serán de tipo económico.

“Los desarrollos hasta el presente están en sintonía de lo que habíamos conversado previamente, que si comenzaba un conflicto armado seria regional, y de medios convencionales”, dijo el abogado.

Para Torres Rivera, mantenedor hace casi 14 años del programa Ventana al Mundo en WKAQ, actual presidente de la Comisión para el Estudio del Desarrollo Constitucional de Puerto Rico y catedrático auxiliar en el Instituto de Relaciones del Trabajo de la Universidad de Puerto Rico, la movida rusa puede ser desde algo preocupante hasta una fuerte movida en el ajedrez político global.

Sin embargo, Torres Rivera entiende que de lo que se trata es de un intento de la Federación Rusa de mantener abierta la posibilidad del retorno a Rusia de las regiones ucranianas que recientemente proclamaron su independencia, así como fortalecer su poder de negociación y regateo para mantener alejado de Rusia equipos militares y ofensivos de la OTAN, a la que Ucrania quiere integrarse.

Agregó que, aun cuando el presidente ruso Vladimir Putin ha usado fuertes expresiones como que la posible llegada de OTAN a Ucrania sería el equivalente a ponerles “un cuchillo en la garganta” porque podría representar que misiles estadounidenses estén a media hora de Moscú, y de que si algún país interviene en la invasión militar a Ucrania enfrentaría “consecuencias”, la realidad es que el presidente ruso no ha cerrado la puerta de la diplomacia.

“Son movimientos para tener la mejor posición posible en la mesa de negociación”, dijo Torres Rivera. “El principal punto de Rusia es obtener un compromiso de occidente de que no se van a cercar más a la frontera rusa”, sostuvo.

Torres Rivera dijo que habría movilización de soldados estadounidenses, que incluyen a puertorriqueños, pero que esto se limitara a países de OTAN y no directamente a involucrarse en el conflicto.

Asimismo, cuando se le preguntó por el temor que se refleja de una guerra nuclear, Torres Rivera reitera que el armamento que se usará será convencional, que muchos países tienen armas nucleares, y que nadie desea el efecto de este tipo de conflicto.

Agregó que el discurso de guerra nuclear en este momento, principalmente sale de un politizado Estados Unidos, donde el expresidente Donald Trump dice que quien tiene la razón es Rusia, contrario a la posición pública del presidente Biden.

“Quien ha estado hablando todo el tiempo del escenario de guerra nuclear es Estados Unidos y eso es parte del discurso de Estados Unidos de que cierre filas con su gobierno, y es un gobierno que va a elecciones pronto, en las que va a reelección una tercera parte del Senado y toda la Cámara de Representantes», indicó Torres Rivera. “El discurso de la guerra nuclear es algo que Biden necesita para mejorar su posición para las elecciones”.

Reafirmó que lo que se proyecta en las primeras horas del conflicto es que la respuesta internacional a Rusia al parecer se centrarán en sanciones económicas, y esto podría ser contraproducente para los países que traten de presionar por este flanco a la Federación Rusa porque los rusos son un gran aliado económico, y porque la respuesta rusa puede ser aumentar sus relaciones económicas con sus vecinos al otro lado del mundo, China, cuya población de más de 1,300 millones de personas está aumentando su poder adquisitivo, y cuyo gobierno desea las mejores relaciones posibles con Rusia para fomentar su proyecto económico de la nueva ruta de la seda, que necesita acceso por tierra y mar a través de zonas rusas.

 “Podría rebotarle en contra a esos países europeos, Rusia es una potencia económica considerable”, sostuvo Torres Rivera, quien también expresó certeza de que “China no va a intervenir” militarmente en el conflicto con Ucrania.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!