NOTICIAS

¿Cómo proteger mi marca de usos no autorizados en las redes sociales?

La Lcda. Melissa M. Bayona Torres del bufete Ferraiuoli LLC nos explica.

Por la Lcda. Melissa M. Bayona Torres (Ferraiuoli LLC)

Hoy día, las redes sociales, como Facebook e Instagram, son una herramienta de alto valor para los comerciantes, que les permite promover su marca y los bienes o servicios identificados con esta a un sinnúmero de consumidores desde una sola plataforma. Por lo tanto, comúnmente las personas o compañías que ofrecen bienes o servicios para el consumidor establecen sus páginas de Facebook y/o Instagram para promover dichos bienes o servicios. Asimismo, es sumamente común que los derechos marcarios de estos se vean violados por otros usuarios a través de estas plataformas. Por ejemplo, usuarios que adoptan nombres de usuarios idénticos o confusamente similares para bienes o servicios similares o que publican contenido utilizando marcas de otros titulares de marcas sin autorización, creando la impresión de que han sido endosados o auspiciados por dicha marca.

Curso en línea de interés – Cómo instar una causa de acción por infracción al derecho marcario

A diferencia de la Oficina de Marcas de Puerto Rico (“PRTO”) y la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (“USPTO”, por sus siglas en inglés), Facebook e Instagram no hacen una evaluación sobre probabilidad de confusión al momento de conceder los nombres de usuario. Por lo tanto, es posible que comerciantes ofrezcan los mismos bienes o servicios utilizando el mismo nombre de usuario, creando confusión en los consumidores en cuanto al origen de esos bienes o servicios. Así pues, cada titular de marca debe encargarse de llevar a cabo su propio diligenciamiento y monitorear los usuarios de redes sociales que utilicen marcas confusamente similares a la suya.

No obstante, no todo uso de una marca constituye infracción marcaria y depende, en gran medida, de los hechos de cada caso: (1) si la marca está registrada o no; (2) la fecha de primer uso de la marca en el comercio y si lleva utilizándose con anterioridad a la marca infractora; (3) si los bienes o servicios identificados con la marca son idénticos o similares; (4) el país o territorio en donde se utiliza la marca, entre otros. En síntesis, tanto la Ley de Marcas de Puerto Rico como la Ley de Marcas Federal, mejor conocida como el “Lanham Act”, prohíben el uso no autorizado de marcas idénticas o similares que identifiquen bienes o servicios similares. Entonces, ¿qué remedios o mecanismos ofrecen Facebook e Instagram ante esta problemática?

Curso en línea de interés – Abogado en línea: Ética y las redes sociales

Las políticas actuales de estas plataformas establecen que, antes de iniciar cualquier procedimiento o remedio que Facebook o Instagram provea, los titulares de marcas deben asegurarse de que tienen un derecho válido que reclamar. De ser así, deben comunicarse con el usuario que esté violando sus derechos marcarios para intentar solucionar el problema a través del diálogo y/o enviar una carta de cese y desista. Si los métodos antes mencionados resultan ser infructuosos, Facebook e Instagram ofrecen a los titulares de marcas o sus representantes autorizados someter una reclamación reportando el evento de infracción marcaria a través de un formulario llamado “Trademark Report Form”. Los formularios de ambas plataformas requieren someter: (1) nombre de la persona que hace la reclamación; (2) dirección; (3) correo electrónico; (4) nombre del titular de la marca; (5) la marca que se está infringiendo; (6) país o territorio donde la marca está registrada (si aplica); (7) nombre de usuario y/o contenido que está infringiendo la marca; (8) cualquier anejo y/o información adicional que sea relevante. Los formularios incluyen una declaración estableciendo que, el que someta el formulario establece que tiene la creencia bona fide de que el uso reportado no está autorizado por el titular de la marca, la información sometida es certera y que está autorizado a actuar en nombre del titular de los derechos de propiedad intelectual en cuestión. Por lo tanto, es imprescindible que los titulares de marcas revisen las leyes aplicables y consulten con sus representantes legales antes de hacer una reclamación de esta índole.

Por último, es importante recalcar que Instagram y Facebook no son adjudicadores de disputas y no están facultados para hacer un análisis profundo de marcas o para resolver disputas fuera de Instagram o Facebook. Por lo tanto, el procedimiento detallado anteriormente aplica exclusivamente a usos dentro de las plataformas de Facebook e Instagram y no sustituye cualquier otro remedio por concepto de daños que el titular de la marca pueda obtener judicial o extrajudicialmente.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!

1 comentario

Los comentarios están cerrados.