NOTICIAS

Destacan beneficios de estudiar Derecho luego de obtener experiencia laboral

Abogadas cuentan cómo complementan sus profesiones con el derecho.

Por Valeria Alicea Guzmán

Algunas personas deciden iniciar sus estudios en derecho tan pronto culminan el bachillerato, mientras que otras completan el Juris Doctor luego de experimentar en el campo laboral.

Para la presidenta del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas, Margarita Frontera Muñoz, la experiencia que obtuvo como arquitecta le benefició al cursar sus estudios en derecho.

Curso en línea de interés – Cómo emprender tu práctica legal

“Tener experiencia laboral [me ayudó a] comprender con más facilidad ciertos temas a los que ya me había enfrentado durante mi práctica. Por ejemplo, los cursos de obligaciones y contratos, derecho real y propiedad horizontal eran temas a los que me había tenido que enfrentar en mi práctica como arquitecta. Estudiar esos temas desde el punto de vista legal me sirvió para corregir la manera en que atendía dichos temas desde mi oficina”, explicó la licenciada.

Con el propósito de diversificar y ampliar los servicios que podía ofrecer, Frontera Muñoz ingresó en 2010 a la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico y completó sus estudios en 2014.

“Los estudios en derecho han complementado mi práctica en arquitectura. Actualmente, practico ambas profesiones. Tengo una práctica en derecho civil y en la medida que sea posible prefiero tomar casos que combinan ambas disciplinas”, expresó.

Contó que el conocimiento que tiene en arquitectura representa una ventaja en los casos cuyas controversias son de derecho real y contratos de construcción. Sin embargo, cuando debe atender procesos de aprobación de reglamentos y códigos de construcción se beneficia de sus conocimientos en derecho administrativo. 

“Con el tiempo he tenido el privilegio de que colegas arquitectos reconozcan el nuevo conocimiento adquirido, y me hacen consultas sobre diversas situaciones que enfrentan en la práctica. Los estudios en derecho me han dado la confianza de continuar resolviendo problemas desde otra óptica”, añadió Frontera Muñoz.

Una experiencia educativa diferente

Con relación a su transcurso en la Escuela de Derecho de la UPR, comentó que compartir el salón con otros profesionales, que también eran empleados o patronos de sus propios negocios, aportó a su formación.

Asimismo, comparó la dinámica en clases al tomar cursos diurnos y nocturnos.

“En el programa nocturno, las preguntas a los profesores casi siempre eran mucho más complejas y basadas en experiencias personales y del trabajo diario. El aprendizaje en clase no se limitaba a comentar la jurisprudencia asignada, sino a cuestionarse cómo las experiencias de vida y en los diferentes lugares de trabajo se aplicaban a dicha jurisprudencia, por lo tanto, la discusión siempre fue muy interactiva”, afirmó.

Según Frontera Muñoz, cursar estudios en derecho es recomendable en cualquier área de estudio, aunque el objetivo no sea el litigio.

“Profundizar y obtener conocimiento en derecho, sobre todo cuando ya nos hemos enfrentado al mundo laboral, nos empodera. Empezamos a prevenir controversias en lugar de ser reactivos a estas”, sostuvo.

Beneficios profesionales y personales

Los estudios en derecho, además de brindar conocimientos en el ámbito jurídico, ofrecen herramientas para comprender el funcionamiento social.

En el caso de la economista Chantal Benet Arbona, quien trabajó durante 10 años antes de culminar el Juris Doctor, los estudios en derecho le benefician tanto el área profesional como personal.

“El impacto que tiene en mi profesión es que me hace más astuta a la hora de poder entrar en relaciones laborales y hasta con clientes. En el lado personal, te pone mucho más capaz para entender el mundo de afuera en relaciones con tu familia, con tus vecinos, en todo lo demás. Aunque no ejerza la profesión, es una ciencia social necesaria y muy importante”, aseguró.

Además, Benet Arbona recomendó a todas las personas que desean estudiar derecho a que persigan sus metas sin importar la edad que tengan.

“Derecho es una ciencia social necesaria e importante para la vida. Si tienen la oportunidad de estudiar derecho, que lo hagan. Si tienen la oportunidad de trabajar antes de estudiar derecho, que lo hagan también para que tengan más conocimientos antes de embarcarte en los estudios del derecho”, concluyó.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!