NOTICIAS

Mellado insta a considerar factores económicos, clínicos y sociales en la discusión sobre la medida de aborto

El secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado compareció ante la comisión senatorial que discute medida que busca restringir el aborto.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

La discusión de la medida, que busca restringir el aborto en la isla continuó esta semana con la participación del secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, quien recomendó realizar un análisis profundo sobre el impacto del Proyecto del Senado 693 en términos económicos, clínicos y sociales.

Proyecto del Senado que busca restringir el aborto irá a vistas públicas

“El proyecto habla de 22 semanas, sin especificar el criterio clínico o científico que fundamentaría ese punto de corte. Resulta pertinente destacar en lo que se relaciona al criterio médico y las mejores prácticas de la medicina que, tanto el aborto como la profesión médica, son asuntos ya regulados en Puerto Rico. La mayoría de los abortos en Puerto Rico se practican hasta las 14 semanas, que ocurre en la etapa de pre-viabilidad del feto”, señaló Mellado durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos de Vida y Familia.

Mellado, aunque reconoció la intención de esta Asamblea Legislativa al proponer la medida, los asuntos que se pretenden legislar son atendidos adecuadamente, tanto por legislación estatal como federal.

Añadió, además, que después de tres a cuatro meses la mujer tiene que ir a un hospital, sería la valoración médica. Dijo que el médico tiene la responsabilidad de velar porque ese proceso sea el correcto. Explicó que cuando se realizan en esta etapa, son pacientes en que la salud de la madre está en juego o el feto no es viable.

“En la medicina cada médico hace lo que su ciencia le permite hacer. Si me salgo de eso, tengo un problema de impericia. Hospitales que hagan este tipo de aborto pueden perder sus licencias”, añadió el funcionario.

Mellado manifestó que todo embarazo que se conduzca a esa etapa, la viabilidad fetal varía. Abundó que en Puerto Rico se pueden realizar abortos en clínicas privadas, por eso es la importancia de la ética médica y legal.

verano cursos

La presidenta de la Comisión de Asuntos de Vida y Familia, Joanne Rodríguez Veve cuestionó si el aborto implicaría terminar con la vida del feto en el vientre. La licenciada Ivelisse Maldonado del Departamento de Salud, respondió que el término legal sería interrumpir el embarazo.

Además, Rodríguez Veve preguntó si el Departamento de Salud tiene un registro de bebés que sobreviven a abortos fallidos. Maldonado indicó que tienen registro de prematuros por semanas de gestación. “Es como van sobreviviendo según la semana de gestación. Añadió que en los hospitales se hacen abortos naturales, ninguno realiza el aborto electivo (no es por consideración médica), en esos casos la mujer va a una clínica, no un hospital”, indicó.

“La intención del Proyecto del Senado 693 es proteger la vida de los bebés por nacer de cinco meses y medio o más que según el criterio médico se presumen que pueden vivir fuera del vientre. Como he dicho en reiteradas ocasiones, a modo de excepción se permitiría el aborto cuando sea necesario para salvar la vida de la madre ante una condición de salud que pudiera poner en riesgo su vida. Tengamos presente que de lo que se trata es de proteger la vida del bebé”, destacó la senadora.

En su turno, la presidenta de la Comisión de Asuntos de las Mujeres, Migdalia González Arroyo, preguntó al titular de Salud si existe actualmente una crisis salubrista en el país para que tengamos que regular el aborto en Puerto Rico.

Mellado contestó que desde su punto de vista el 94%  de los abortos están entre la semana 14 y 15. Explicó que “poco por ciento de madres realizan el aborto en esa semana 22, si el país entiende que se debe legislar, ustedes toman esa decisión”. Asimismo, preguntó si es posible determinar la viabilidad mientras el feto está en el útero. Mellado indicó que el obstetra puede determinar en el vientre si el feto es viable.

Igualmente, González cuestionó si es seguro realizarse un aborto en Puerto Rico. El deponente indicó que sí es seguro. A preguntas sobre si limitar el aborto aumentaría los casos clandestinos, el deponente señaló que pudiera suceder y que hay que atenderlos. Mencionó que si el acceso a esa paciente se limita, pudiera ocurrir como en otros países que vayan a clínicas de aborto clandestino.

Por su parte, la senadora del Movimiento Victoria Ciudadana, Ana Irma Rivera Lassén, manifestó que “no tengo la menor duda que este proyecto trata de crear una crisis donde no la hay. Este proyecto habla del uno por ciento”. La Senadora preguntó a Mellado si las víctimas de agresiones sexuales, incesto y violación pueden tener un aborto accesible en términos gratuitos en los hospitales públicos. El deponente respondió que al momento no.

En su turno, la senadora novoprogresista Migdalia Padilla Alvelo, preguntó si entienden que es viable el proyecto de la forma que está redactado.

La licenciada Maldonado dijo entender que la medida necesita cambios, particularmente en establecer una etapa gestacional, que hay una presunción que no puede ser una norma general. Indicó que “se estaría poniendo el peso de la prueba al médico, la presunción debe ser a la inversa”. Mientras, Mellado sostuvo que es importante salvaguardar que el criterio médico esté especificado en la pieza legislativa.

¿De qué trata el Proyecto del Senado 693?

El proyecto prohíbe que se lleve a cabo la terminación del embarazo en “etapa gestacional de viabilidad”.

La propuesta legislativa define “etapa gestacional de viabilidad” como “aquel concebido que ha alcanzado un estado de gestación y desarrollo intrauterino que a juicio de un profesional médico licenciado en Puerto Rico le permitiría mantenerse vivo independiente de la madre, con o sin ayuda de métodos artificiales para la preservación de su vida”.

Además, aclara que todo concebido de 22 semanas o más será considerado viable. Incluso, si el desarrollo médico posibilita la viabilidad más temprano, la etapa se ajustará. La medida solo permitirá el procedimiento en esta etapa si la terminación de embarazo está fundamentada en la determinación médica más apropiada para la preservación de la vida de la madre ante una emergencia médica.

La persona profesional de la medicina que practique el procedimiento deberá documentar con especificidad y puntualidad las indicaciones médicas que hacen del proceso de terminación de embarazo la determinación médica más apropiada para la preservación de la vida de la madre.

La nueva ley requerirá que toda terminación de embarazo en etapa gestacional de viabilidad se reporte en un registro que custodiará el Departamento de Salud (DS).

La propuesta legislativa fue radicada el 6 de diciembre del año pasado. La Comisión de Asuntos de Vida y Familia del Senado es presidida por la senadora Rodríguez Veve, autora de la medida.

Además de Rodríguez Veve, figuran como autores de la medida las senadora Keren Riquelme del Partido Nuevo Progresista (PNP); los senadores del Partido Popular Democrático (PPD), Dalmau Santiago, Rubén Soto Rivera, Ramón Ruiz Nieves y Albert Torres Berríos; y el senador del PNP Thomas Rivera Schatz.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.