NOTICIAS

Supremo federal revoca a Primer Circuito en caso de «discriminación contra la religión»

El Supremo recuerda que en 2020 resolvió Espinoza v. Montana, que declaraba inconstitucional una ley de ese otro estado que, similar a Maine, no permitía a colegios privados religiosos recibir dinero público.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Daniel Rivera Vargas

Un colegio religioso no debe ser privado de fondos públicos por el mero hecho de ser religioso, resolvió el Tribunal Supremo de Estados Unidos, una opinión que “preocupa” a los disidentes porque parece ignorar la separación de iglesia y estado.

Lee el caso aquí 

En la opinión de la mayoría escrita por el juez presidente John Roberts, revocando una decisión del Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito, en Boston, se explica que, en Maine, se aprobó hace décadas un programa que permite a padres recibir ayuda económica para colocar a menores en colegios, esto ante la escasez de escuelas públicas por ser un estado sumamente rural, pero no se podían beneficiar escuelas privadas identificadas con alguna fe religiosa.

El Supremo recuerda que en 2020 resolvió Espinoza v. Montana, que declaraba inconstitucional una ley de ese otro estado que, similar a Maine, no permitía a colegios privados religiosos recibir dinero público.

“Nuevamente, resolvemos que la cláusula de Libre Ejercicio (de una religión) prohíbe la acción estatal”. “El estado (Maine) paga la matrícula de ciertos estudiantes en escuelas privadas: siempre y cuando las escuelas no sean religiosas. Eso es discriminación contra la religión”, plantea la mayoría de los jueces.

“El requisito ‘no sectario’ de Maine para el programa de pagos para asistencia en tutoría que estaba disponible en términos generales (para otros colegios) viola la cláusula de libre ejercicio de la primera enmienda. Independientemente de cómo los beneficios y restricciones se describen, el programa opera para identificar y excluir escuelas que de otra manera serían elegibles basados en su ejercicio religioso”, sostuvo la opinión de la mayoría.

Elige lo que te conviene - cursos

El caso Carson v. Makin se decidió 6-3, siendo los disidentes los jueces asociados nombrados por presidentes demócratas. El saliente Stephen Breyer escribió la opinión por la disidencia, enfocándose en que esa misma primera enmienda, la primera cláusula que dice, es que prohíbe cualquier ley que fomente “el establecimiento de una religión”.

“La corte hoy (ayer) no presta atención alguna a las palabras de la primera cláusula”, sostuvo la disidente.

“En el 2017, expresé temor de que la corte nos ‘estuviera llevando a un lugar donde la separación de iglesia y estado fuera un eslogan constitucional y no un compromiso constitucional. Hoy (ayer), la corte nos lleva a un lugar donde separar iglesia y estado es ya violación constitucional”, se indicó.

El caso Carson v. Mankin fue una de varias decisiones emitidas este martes por el alto foro, a semanas de que concluya el actual término del Tribunal Supremo. Entre las decisiones que deben bajar en las próximas semanas se encuentran otras de religión, de armas y la que, según un polémico borrador filtrado, pone fin a la protección federal al aborto.

Banner tu opción local más completa suscripción 15% descuento