NOTICIAS

Ordenan implementar sistemas de desinfección contra COVID en las escuelas

La legislación planeta que la prioridad debe ser tener escuelas más seguras para poder continuar las clases presenciales

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

La Legislatura aprobó ordenar la implementación de sistemas de ventilación y desinfección contra el COVID-19 en las facilidades educativas del Departamento de Educación.

La Resolución Conjunta de la Cámara 323, de la autoría de los representantes Rafael Hernández Montañez y Carlos J. Méndez Núñez, dispone implementar un sistema de desinfección de aire y superficies en todas las escuelas públicas en un periodo de 90 días. El Departamento de Educación deberá disponer de fondos federales otorgados para estos fines mediante el programa Elementary and Secondary School Emergency Relief Programs del American Rescue Plan o cualquier otro fondo estatal o federal disponible para asegurar el cumplimiento.

Se ordena al Secretario de Educación a realizar un proceso de solicitud de propuestas (RFP) único y centralizado para el Sistema de Educación pública para seleccionar el proveedor de los sistemas de ventilación y desinfección en cumplimiento con las regulaciones estatales y federales aplicables.

Lee la medida aquí

El proceso de solicitud de propuestas de referencia exigirá el uso de tecnología de desinfección de naturaleza activa que:

  • Utilice un sistema de doble filtración aprobado por la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA) cuyos filtros puedan utilizarse por al menos dos (2) años sin reemplazarse.
  • Asegure la generación de plasma no-termal que continuamente limpie tanto el aire como superficies, estén los espacios ocupados por personas o no; y que utilice tecnología de rayos ultravioletas con límites de ozono de menos de 0.05 partes por millón de conformidad a los estándares de ozono UL 2998 establecidos por la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA).
  • Cuente con estudios que demuestren que el sistema es efectivo contra el COVID-19, H1N1, hongos, salmonella, entre otros; y que certifiquen la operación del sistema de conformidad con las normas de la Administración de Alimentos y Medicamentos federal (FDA).
  • Pueda operar en salones de al menos dos mil (2,000) pies cuadrados, sin importar si el lugar cuenta con ventilación natural o se utilicen aires acondicionados para la ventilación.
  • Cumple con los requisitos establecidos por la American Society of Heating, Refrigerating, and Air-Conditioning Engineers (ASHRAE) denominadas como “Guía para operaciones en edificios durante la pandemia del Covid-19”.

Será un criterio ineludible para la concesión de un contrato para equipo de desinfección de aire y superficies que el licitante seleccionado certifique bajo juramento que cuenta con el inventario de equipo disponible para instalarse en las facilidades correspondientes en o antes del periodo límite de implementación del sistema.

La medida pasa ahora a la consideración del Gobernador para su veto o firma.