NOTICIAS

Agilizarían inscripción de documentos presentados en papel en el Registro de la Propiedad

Hay cerca de 90 mil documentos presentados en papel entre 1996 y 2016 que todavía están pendientes de calificación.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en la legislatura? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El Senado de Puerto Rico aprobó, en su sesión del 22 de agosto de 2022, el Proyecto del Senado 340, una medida de administración que busca agilizar la inscripción en el Registro de la Propiedad de todo documento presentado en papel en o antes del 31 de marzo de 2016.

Lee el proyecto de ley aquí

Según la medida, los documentos serían calificados bajo unos parámetros mínimos que garanticen los principios registrales de tracto y especialidad. En adición, los asientos de inscripción contendrán la información requerida por la actual Ley 210-2015, y la misma será alimentada en su totalidad en la base de datos del Sistema Karibe.

Además, las inscripciones bajo esta ley se podrán ejecutar de manera expedita, lo que permitirá actualizar los datos del Registro de la Propiedad en un término improrrogable de dos años.

Explica el proyecto que muchos de los documentos pendientes de inscripción presentan problemas notariales y legales que impiden su inscripción y a su vez afectan a miles de ciudadanos, que, al no tener sus documentos inscritos, no cuentan con la protección, seguridad y garantía que provee el Registro. Señala que algunos de estos documentos datan de fechas tan distantes como el 1996.

Curso relacionado – Evita que te notifiquen faltas: Conoce el rol del notario ante la nueva Ley del Registro de la Propiedad Inmobiliaria y la Ley de Aranceles

La pieza legislativa, también, habilitaría la entrada expedita de miles de hipotecas, brindándole seguridad de crédito a las instituciones bancarias, financieras y compañías de seguros de título.

Destaca la medida que, a noviembre de 2021, el Registro de la Propiedad contaba con 293,543 documentos pendientes de inscribir, de entre los cuales, cerca de 90 mil, o un 30 por ciento, fueron presentados previo a la vigencia en físico o papel. La meta prioritaria es eliminar dichos documentos en papel pendientes de calificación.