NOTICIAS

6 consejos para mejorar las destrezas de litigio

La licenciada Mayte Bayolo Alonso compartió algunos consejos en entrevista con Microjuris.

Por Valeria Alicea Guzmán 

Si te interesa desarrollar o mejorar las destrezas de litigio, la licenciada Mayte Bayolo Alonso indicó que el aspecto más importante es la práctica. 

La comentora de la Asociación de Litigio de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR), mencionó que litigar no se limita al trabajo de la abogada o abogado en un juicio. 

«La litigación incluye la entrevista con el cliente, entrevistar al testigo,  redactar mociones, contestación de interrogatorios, la toma de deposiciones, entre otros», resaltó. 

Entonces, ¿cómo puedes desarrollar las destrezas de litigio? Para ayudarte, la licenciada compartió los siguientes consejos:

1. Toma cursos relacionados con la litigación

La principal recomendación que Bayolo Alonso compartió es que las y los estudiantes tomen clases relacionadas con el litigio. 

«Tomen la mayor cantidad de cursos posibles que tengan que ver con litigación para por lo menos explorar si les gusta o no. Si les gusta, afinar esas destrezas y buscar recursos extras como asociaciones de litigio». 

La abogada reiteró que el litigio no es solo el juicio. “Usualmente lo que conocemos como litigación es lo que vemos en la televisión, pero antes de llegar ahí si es civil, pasaron años de mocioneo y años de interrogatorio. Todo eso debe ver en cursos que se deben tomar para saber cómo es que se funciona previo al tribunal y en el tribunal”, agregó. 

2. Afina las destrezas de redacción

La litigación incluye tomar buenas notas, identificar bien los issues y redactar documentos legales. 

«Yo tuve un profesor que siempre me decía que recordara que cuando estaba escribiendo una moción o un alegato estaba litigando cada oración. Es la precisión de lo que uno escribe en el papel, lo que decides incluir o no incluir». 

Comentó, además, que es importante la forma en que se adquiere la información, cómo se maneja y cómo la presentan en los juicios. 

3. Escucha y comunica

Según la abogada, uno de los aspectos más importantes de la litigación es escuchar y contestar exactamente lo que te preguntan y saber hacer preguntas. “Importa hasta la forma en que uno se expresa y cómo uno se proyecta”.

De igual forma, es indispensable evaluar cómo se debe hablar y saber explicar con claridad. 

«Cuando es una argumentación legal uno puede expresarse de una manera más formal en derecho porque sabes que las personas estudiaron lo mismo que tú y se desenvuelven en ese lenguaje técnico. Sin embargo, cuando te estás dirigiendo a un testigo o a un jurado hay que simplificar el lenguaje para que entiendan. Una como abogada o abogado litigante tiene que saber a quién te estás dirigiendo para saber cómo te vas a comunicar», explicó. 

Ojo. Bayolo Alonso destacó que eso no significa que vas a ser irrespetuoso o informal, sino que la forma en que harás la pregunta o dirás la aseveración será distinta para cada persona. 

4. Recuerda que la litigación no es solo el juicio

La litigación también es para las personas que no les gusta estar en sala. “Pueden ser los que se dedican al trabajo de las mociones y hay otra gente que entonces asiste como trial lawyers”. 

Contó que, por ejemplo, en algunos bufetes, se dividen las tareas relacionadas con el litigio “Si trabajas para una oficina como Sociedad para la Asistencia Legal o Servicios Legales tienes que hacerlo todo. Yo, por ejemplo, preparaba mis propias mociones”. 

5. Toma talleres de storytelling 

¿Cómo se cuenta el cuento? La litigación, según la licenciada,  también tiene un elemento de storytelling. 

«Literalmente lo que tù estás creando es un hilo informativo de lo que ocurre en un caso dentro de la perspectiva de tu caso. Las dos partes van a tener una historia distinta con los mismos hechos, pero el cuento que se va a contar, desde el ángulo que se va a contar, es distinto». 

Aclaró que las partes crean una narrativa y eso no significa que se miente. “Eso significa que se utiliza la información que está disponible a base de lo que se puede probar y se desarrolla una narrativa”. 

6. Busca exponer a la práctica

Tanto para estudiantes como para profesionales del derecho que les interesa o practican la litigación, es importante que se expongan a la práctica del derecho. 

«Pueden ir a la sala e ir a los tribunales. Si les interesa el derecho penal, visitar la Sociedad para la Asistencia Legal. Dialogar con los profesores. Hacer voluntariado o internado en verano en los tribunales», recomendó. 

Asimismo, aconsejó a las y los estudiantes y profesionales del derecho a contactar a otros abogados o abogadas que sean litigantes. De esta forma, pueden ser recursos que les brinden mentoría o experiencias tipo shadowing.

 «Pueden coger cursos de educación jurídica continua relacionados con la litigación y la parte práctica», sostuvo.  

La licenciada también aseguró que participar de competencias de litigio, además de mejorar las destrezas de litigación, les pueden beneficiar a la hora de insertarse en el campo laboral.