Escuela de Derecho UPR recibió hoy a la Hon. Sonia Sotomayor

Sonia Sotomayor

Honorable Jueza Asociada del Tribunal Supremo federal Sonia Sotomayor.
Foto: Collection of the Supreme Court of the United States, Steve Pettewa

por Yarelis Del Carmen Rivera, JD

La Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico recibió hoy la visita de la Jueza Asociada del Tribunal Supremo federal, Hon. Sonia Sotomayor, quien tuvo un conversatorio con los estudiantes a las 2:00PM en el Salón L1 de la escuela.

La jueza se encuentra en Puerto Rico como parte de las gestiones para la creación del Instituto de Estudios Judiciales, un esfuerzo de la Universidad de Puerto Rico, la Universidad Interamericana, el Departamento de Justicia Federal y el Departamento de Estado.

A su llegada al Aula Magna, los estudiantes recibieron a Sotomayor de pie mientras aplaudían y miraban, como incrédulos, a la primera hispana que ocupa un asiento en el Tribunal Supremo federal. Y es que el evento de hoy era un secreto a voces desde ayer en los pasillos de la Escuela.

Tras la presentación de rigor a cargo de la decana, Vivian Neptune, la jueza se dirigió a los estudiantes para hablar de su trasfondo y motivaciones para desempeñarse en el campo legal. Según dijo, cuando era niña nunca se propuso ser parte del Tribunal Supremo pues para entonces no sabía que tal institución existía. Sin embargo, con el pasar de los años, vio más encaminada su carrera. “Soy una soñadora, pero también soy realista. (…) Cuando se sueña, es importante soñar en grande pero siendo conciente de que los sueños no se hacen realidad así porque sí. (…) No planifiqué mi vida alrededor del deseo de ser juez, sino que trabajé en cada etapa de mi carrera, paso a paso”, detalló al hablar sobre como trazó su camino profesional.

Por cuestiones de tiempo, entre las pocas preguntas que contestó durante su visita a la Universidad, una le permitió asegurar que nunca pensó abandonar la carrera legal. “Siempre quise ser abogada. Antes de entrar a la escuela, me senté y analicé mis destrezas y gustos. Como en aquel tiempo no había computadoras, tomé una libreta y escribí páginas y páginas de todas las profesiones que tenía para escoger, pero ninguna provocaba en mí la emoción que me daba pensar en las leyes”, admitió.

Sobre el desarrollo de sus destrezas, sostuvo que el litigio fue una “epifanía” para ella, pues así aprendió a discutir hechos y leyes, aspectos estrictamente necesarios para desempeñarse como jueza. Además, enfatizó en la importancia de trabajar en distintos ámbitos laborales, desde bufetes pequeños hasta en el gobierno, y en múltiples ramas del Derecho. “No se trata de qué área del Derecho trabajes, sino de cómo la trabajes. De eso depende cuán valioso es tu trabajo”, recalcó.

Con relación a las cualidades que entiende debe tener quien ocupe un puesto como el suyo, mencionó que hace falta saber aceptar críticas y aprender de ellas, vivir las leyes con pasión y ser humilde. Sobre esta última característica dio ejemplo al salir del salón y estrechar la mano de los estudiantes que estaban en su camino. Su sonrisa cálida y vocabulario sencillo demostraron que, en efecto, Sonia Sotomayor es una mujer accesible. Igualmente, al hablar de lo más que extraña de su vida privada, mostró cierta nostalgia cuando detalló que no puede ir a cualquier sitio sin que se note su presencia o que cuando va a una boda no puede tomarse fotos con todo el mundo como quisiera.
Finalmente, Sotomayor dirigió unas palabras a las alumnas y a los roles sociales asignados a las mujeres: “Hay que saber balancear las expectativas de una. No se puede ser perfecta en todos los roles, pero no ser perfecta no significa fracasar, así que es cuestión de hacer el mayor esfuerzo en todo lo que decidamos realizar”.

La jueza Sotomayor obtuvo su título de grado en la Universidad de Princeton en 1976, con honores Summa Cum Laude, y posteriormente obtuvo el título Juris Doctor en la escuela de leyes de la Universidad de Yale.

En mayo de 2009 el presidente Barack Obama nominó a la jueza para el cargo de Jueza Asociada del Tribunal Supremo federal. En agosto del mismo año, el nombramiento de Sotomayor fue sometido a votación en el pleno del Senado y confirmado.

La jueza Sotomayor es la jueza número 111 en la historia del Tribunal Supremo federal, la primera hispana y la tercera mujer.

De interés:

A %d blogueros les gusta esto: