NOTICIAS VÍDEOS

Consejos para mejorar la memoria de camino a la reválida

La reválida que ofrece la Junta Examinadora de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía y la Notaría para los recién graduados abogados que vayan a ejercer como abogados está a la vuelta de la esquina.

Los abogados tienen apenas varios meses para estudiar 14 de las materias estudiadas durante sus 3 o 4 años en la Escuela o Facultad de Derecho. La cantidad de material es inmensa y consiste de reglas, excepciones y requisitos por lo que el mayor reto es poder memorizar todos esos requisitos.

¿Cómo hacerlo en tan poco tiempo? ¿Cómo memorizar 14 materias cuando además tengo que estudiar preguntas de reválida, practicar, hacer repasos e «index cards»? A continuación les incluimos algunos consejos y técnicas de memorización que pueden utilizar para ayudarles en esta encomienda.

Medita: la meditación puede ayudarle a enfocarse. Así lo asegura un estudio realizado en el 2013.

Ejercítate: hacer ejercicio regularmente no sólo mejora su salud cardiovascular sino que ayuda al flujo de sangre en el cerebro. Además libera un cóctel de neuroquímicos al cerebro que son clave necesaria para el enfoque, la memoria y los procesos cognitivos.

Utiliza el humor: incorpora en tus estudios memes y otros materiales que te puedan ayudar a memorizar material, específicamente puntos importantes, reglas generales, por ejemplo.

Haz rimas simples, si son graciosas mucho mejor: las rimas son un instrumento clásico para ayudar a memorizar casi cualquier cosa.

Reúnete con compañeros y enséñales sobre una materia: el enseñar sobre una materia puede ayudarte a enfocar y a recordar detalles importantes. Además ayuda a organizar tus ideas de manera que no las olvides.

Repetir y repetir: cuando se repiten las cosas en voz alta, se está reforzando la memoria ligándola a los sentidos del habla y la audición.

Distribuye tus periodos de aprendizaje: estudia por cortos periodos de tiempo. 8 horas corridas de estudio no son efectivas. En cambio, estudiar de corrido por 2 horas, descansar y luego continuar por otro espacio de tiempo igualmente corto es más efectivo para el aprendizaje y la memorización.

Escucha y mira críticamente: durante los repasos no escuches o leas como “papagayo”. Escucha de forma crítica y cuestiona de forma que puedas internalizar el material, no simplemente memorizar las palabras, sino entenderlas.

Estudia las cosas difíciles por el día: estudios han probado que las personas que estudian por el día salen al menos 16% mejor que las personas que estudian de noche.

Dibuja y haz diagramas

Escribe, haz tus libretas con conciencia: escribir con conciencia te puede ayudar a retener información. Pero hazlo a mano porque cuando se hace a mano el cerebro recibe retroalimentación de nuestras acciones motoras, incluyendo la sensación de tocar el bolígrafo y el papel.

Construye un palacio de memoria: esta compleja técnica involucra la construcción en tu mente de un edificio y según se vayan memorizando cosas se le van incluyendo detalles a ese edificio. A continuación algunos vídeos, por si desean intentar la técnica:

¡Éxito a todos y a todas!

A %d blogueros les gusta esto: