Manejo de reputación para abogados

Es un hecho el que a pesar de los mejores esfuerzos que haga un abogado por realizar un buen trabajo, algún cliente en algún momento dirá algo malo sobre su práctica en las redes sociales. En esta época es sumamente fácil que clientes insatisfechos o competidores inescrupulosos puedan arrastrar la reputación de cualquier comercio por los suelos.

Cuando se trata de administrar la reputación en la Internet de la práctica legal no es suficiente el simplemente responder a mensajes negativos cuando estos lleguen, sino que es mejor asegurarse de estar frente a lo negativo, acentuando lo positivo. Es decir, ser dueño de su propia presencia en línea.

A continuación compartimos algunos consejos.

Sea el dueño de su propio dominio

Cuando en el 1997 todavía la Internet era algo impresionante, la administración de Bill Clinton se propuso crear un sitio web para la Casa Blanca. Para su pesar, descubrieron que el dominio http://www.whitehouse.com ya se había comprado y estaba siendo utilizado como un sitio web de entretenimiento para adultos. Es por esa razón que usted necesita asegurarse de ser propietario de los dominios que son pertinentes a su práctica. Si su nombre es Laura Piera y su práctica privada es Laura Piera Law Group, LLC como mínimo, usted querrá asegurarse de que tiene el dominio http://www.LauraPieraLawGroup.com. También es posible que desee considerar el acaparamiento de los dominios del http://www.LauraPiera.com y http://www.LauraPieraAbogada.com, si están disponibles. He aquí por qué:

Si usted no publica contenido en estos dominios, son altas las probabilidades de que otra persona lo hará y es posible que le llegue algún mensaje negativo a sus clientes o prospectos.

Por otra parte, un dominio personalizado, con el nombre de su práctica o con el suyo propio se ve más profesional y muestra una atención al detalle que muchos clientes apreciarán. Puede no parecer una gran cosa, pero el dominio http://www.StubbsLawGroup.com tendrá mucha más credibilidad que http://www.freeinternetdomain.net/hosting/stubbslaw.htm.

Tenga perfiles en línea

Los sitios de crítica de consumidores han nivelado el “campo de batalla” para que las pequeñas firmas de abogados puedan competir con los grandes bufetes. Sin embargo, la desventaja de este aumento en la visibilidad es que una mala crítica a veces puede ser suficiente para torpedear su reputación en línea.

Su mejor apuesta es asegurarse de que está bien representado en donde es probable que la gente vaya a ventilar sus molestias y esto significa el preparar sus perfiles en lugares donde se puede recibir crítica online.

Avvo
Justia

porticolegal.com
paginasamarillas.com
capr.org
negocio.com/listing/guide/abogados

Cuando alguien está buscando para investigar a un abogado, es más que probable que eche un vistazo a uno o más de estos sitios. Es por eso que reclamar sus perfiles ayudará a maximizar su presencia en línea, así como establecer su experiencia y conocimientos. También será capaz de mantenerse al tanto de lo que la gente está diciendo sobre su práctica e incluso participar en la conversación cuando sea necesario.

Desarrolle presencia en las redes sociales

Plataformas de redes sociales como Twitter, Facebook, Google+, LinkedIn, Instagram y Pinterest son herramientas maravillosas para conectar con los clientes (y potenciales clientes). Es cierto que la actualización de las cuentas de manera regular puede ser un trabajo a tiempo completo en sí mismo. Sin embargo, incluso si sólo se puede gestionar la actualización esporádica ocasional, se podrá ver algún beneficio pues las redes sociales tienden a indexar muy bien en los motores de búsqueda como Google y Bing.

Es importante que tenga en cuenta que hay una serie de cuestiones éticas para los abogados con respecto a los medios sociales, por las que se debe andar con sumo cuidado. Asegúrese de que está consciente de las reglas establecidas por los colegios de abogados estatales y locales.

Demuestre su peritaje

Muéstrele a sus potenciales clientes que usted es una autoridad y que se puede confiar en su expertise. Contribuya con artículos en blogs jurídicos, publique información en sus redes sociales o si tiene el tiempo, prepare su propio blog.

Dicho esto, recuerde que la idea es establecer su experiencia con los clientes potenciales, no regalar su trabajo. Dejado a un lado el privilegio abogado-cliente el ofrecer asesoramiento jurídico específico o discutir los detalles de un caso en línea, de forma gratuita no es positivo para su práctica. Si usted desea ofrecer asesoramiento legal más directo, lo mejor es proporcionar información de contacto en sus mensajes e invitar a aquellos con preguntas a que le escriban.

Responda profesionalmente a las quejas

El manejo de la reputación es un proceso continuo y requiere diligencia constante. Usted necesita configurar las Alertas de Google para que le notifique cuando nuevo contenido sobre su práctica o su persona aparece en línea. Es necesario un seguimiento activo de los sitios de crítica de consumidores para opiniones positivas y negativas. Y, cuando sea necesario, usted debe responder a sus críticos.

Respondiendo a la retroalimentación negativa puede ser un asunto complicado. Es difícil no aceptar las críticas de forma personal y su primer impulso puede ser el responder con hostilidad o ser condescendiente. Sin embargo, si usted responde a la hostilidad con la hostilidad o la condescendencia, entonces corre el riesgo de que otros le perciban a la defensiva o poco profesional.

Una respuesta razonable y profesional a la crítica tiene el potencial de cambiar la impresión de un cliente descontento alrededor y dejar una impresión positiva en los clientes potenciales que podrían ver el intercambio. Cuando nos enfrentamos a una crítica legítima, lo mejor es manejar el asunto con cortesía y discreción.

Lea la columna original por Chris Irby en DexMedia.

A %d blogueros les gusta esto: