NOTICIAS

Es hora de preparar a los estudiantes de Derecho para la profesión legal

Michael RosterUn profesor de Derecho y columnista de la revista Legal Rebels reflexionó sobre el rol de las escuelas de Derecho en la preparación de estudiantes, concluyendo que estas no están preparando a los estudiantes para la profesión legal.

Michael Roster, profesor de Derecho en USC Gould School of Law y Director de la organización Association of Corporate Counsel – Value Challenge sentenció que en la actualidad la profesión legal enfrenta inmensas presiones económicas.

Entre esas presiones se encuentran que los clientes exigen descuentos o precios fijos, han disminuido por mucho las tarifas de realización, los clientes no permiten que asociados novatos trabajen sus casos y muchas firmas ni siquiera están contratando nuevos abogados. Por otra parte las solicitudes a escuelas de Derecho han disminuido en un 38% desde el 2010 y por ello ahora las escuelas están aceptando cada vez más traslados y ofreciendo becas más generosas. A pesar de ello, las escuelas no han sabido cómo transicionar para enseñarle a sus estudiantes destrezas que realmente sean prácticas para la profesión legal.

“Por ejemplo, todos los estudiantes de primer año toman un curso de Contratos. Luego toman un curso de Corporaciones o Bienes Raíces y otras áreas sustancialmente relacionadas con los contratos, pero se gradúan sin haber redactado un contrato en ninguno de sus cursos. Cualquier persona racional podría preguntarse: ¿cómo puede enseñarse Contratos sin siquiera mirar un contrato?”, explicó Roster.

Roster propone que las escuelas de Derecho deben fijarse como meta que sus estudiantes graduados salgan de las mismas con los conocimientos de un abogado en su segundo año de práctica. Esta meta, según el autor se logra a partir de cinco elementos principales:

  1. Enseñar en primer año la ley sustantiva tradicional.
  2. Enseñar destrezas para trabajar con clientela: incluye cómo comunicarse con los clientes, cómo abordar el asunto de la competencia, los riesgos y alternativas que debe tomar un abogado, cómo realizar planes de trabajo y cómo ejecutarlos así como las formas en que se debe interaccionar con otros abogados.
  3. Enseñar sobre métodos alternos de resolución de disputas, y la habilidad de presentar a los clientes distintas perspectivas sobre cómo resolver su problema.
  4. El proceso administrativo y de gobierno: incluye enseñanza para entender cómo funciona el sistema administrativo en las agencias de gobierno.
  5. Un acercamiento a la enseñanza y la investigación académica, pues a menudo los profesores de Derecho son abogados que no tienen experiencia ni educación en enseñanza.

El columnista concluye que proveyendo enseñanza en estos diferentes aspectos se prepararía intencionalmente a los estudiantes a desempeñar cinco carreras principales:

  1. Asociado en una firma
  2. Abogado en el servicio público
  3. Oficial en alguna agencia o en el tribunal, dentro de este renglón se incluyen los árbitros, mediadores o los proveedores de servicios legales
  4. Profesor adjunto

Roster finaliza explicando que según en otras áreas educativas se utiliza la planificación de currículos tomando en cuenta las expectativas a largo plazo de ese currículo, esto se debe aplicar al Derecho. En el Derecho, según el autor, esto se debe hacer identificado cuáles conocimientos sustantivos y habilidades profesionales se requieren para desempeñar la abogacía en la actualidad.

Para leer el artículo completo acceda al siguiente enlace.

A %d blogueros les gusta esto: