NOTICIAS

UPS cambia políticas discriminatorias contra mujeres a causa de demandas

“Vete a tu casa, eres inservible ahora para nosotros”.

UPS cambia políticas discriminatorias contra mujeres a causa de demandasEstas fueron las palabras que una empleada de la empresa de envíos por correo UPS alega le dijo su supervisor cuando informó que estaba embarazada y solicitó —a base de la recomendación de su doctor— un acomodo para trabajar en un área donde no se le requiriera levantar paquetes pesados.

Lea el memorando de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) ACLU.

Una de las funciones principales del puesto de la mujer —a la que llamaremos Ann para proteger su identidad— era precisamente levantar paquetes. Según Ann, UPS había otorgado antes acomodos a empleados con lesiones temporeras o discapacitados para que no tuvieran que levantar paquetes pesados. Cuando su doctor le recomendó que no levantara más de 30 libras durante su embarazo, ésta solicitó lo que entendió era un acomodo razonable y temporal. No obstante, al solicitarlo, en lugar de otorgársele, fue suspendida de su empleo sin sueldo.

La mujer se puso en contacto con las oficinas de la ACLU en Illinois, luego de escuchar sobre otra mujer, Peggy Young, a quien le fue denegado el mismo acomodo. Young presentó una demanda bajo la ley federal Pregnancy Discrimination Act. El caso fue argumentado el pasado mes de diciembre.

Ann no tuvo que esperar por la decisión del Tribunal Supremo del caso de Young, pues aunque UPS se oponía a la joven en el caso, reconoció que dar acomodos a las trabajadoras embarazadas era un buen negocio. Por ello anunció que iba a cambiar sus políticas para el tratamiento de las trabajadoras embarazadas por igual. La nueva política de UPS entró en vigor el 1 de enero de 2015, el mismo día que entró en vigor una nueva ley en Illinois que requiere que todos los empleadores del estado hagan ajustes razonables para las trabajadoras embarazadas en el lugar de trabajo.

La nueva política está diseñada para cumplir con el creciente número de leyes estatales, como la de Illinois, que exigen a los patronos dar cabida a las trabajadoras embarazadas en la misma medida que los demás trabajadores que se lesionan o sufren discapacidades temporales.

A %d blogueros les gusta esto: