NOTICIAS

Repostería que negó servicios a pareja de lesbianas debe pagar $135,000 en daños

Mujeres matrimonioLos dueños de una repostería en Portland que se negaron a ofrecer servicios a una pareja de lesbianas deben pagar 135,000 dólares en daños según una determinación del Buró del Trabajo e Industrias, reportó el diario The Guardian.

Los daños son por cuenta del sufrimiento emocional causado por los dueños de Sweet Cakes by Melissa, quienes hace dos años se negaron a hornear un bizcocho de bodas para Laurel and Rachel Bowman-Cryer. La determinación se tomó a base de una ley de Oregon firmada en el 2007, que protege los derechos de la comunidad LGBTT en el empleo, la vivienda y el acomodo público. Esta ley también provee una excepción a organizaciones religiosas, no obstante la agencia determinó que esta no permite que los negocios privados discriminen contra clientes potenciales.

“Este caso no es sobre un bizcocho de bodas o sobre el matrimonio. Es acerca de la negativa de un negocio a servirle a alguien por razón de su orientación sexual. Bajo la ley de Oregon, eso es ilegal”, expresó el comisionado laboral, Brad Avakian, en su orden final.

El negocio alegó que su negativa se debió a sus creencias religiosas. Luego de la querella, los dueños del negocio Aaron y Melissa Klein cerraron su tienda y operan el negocio desde su hogar. Una de las abogadas de la pareja criticó la orden, explicando que era un caso en el que un oficial se aprovechó de su poder y su puesto para castigar una forma de pensar que no es aceptable para él. Además, esta opinó que la orden es inconstitucional porque “el derecho a hablar libremente, a pensar individualmente, y de vivir de acuerdo a la fe, es la base de nuestro país”.

En una entrevista con la cadena Fox News, la pareja expresó su decisión de apelar la decisión, mientras catalogaron la decisión como una “ridícula”.

«El estado de Oregon ha violado en este caso nuestros derechos de la Primera Enmienda, no solo nuestra libertad religiosa, sino también la libertad de expresión.», dijo Aaron Klein. Este explicó que decidieron no hacer el bizcocho para la pareja de lesbianas debido a sus creencias religiosas.

“La verdad es simplemente ridículo», dijo por su parte Michelle Klein.

«135,000 dólares por decirle cortésmente a alguien, lo siento, no puedo participar en su evento. Es alucinante».

 

A %d blogueros les gusta esto: