Abogada demanda a su alma mater luego de no encontrar trabajo a tiempo completo durante 10 años

Abogada demanda a su alma mater luego de no encontrar trabajo a tiempo completo durante 10 añosUna abogada, egresada de la Escuela de Derecho Thomas Jefferson en California, demandó a su alma mater, por causa de que aún diez años después de su graduación, no ha encontrado trabajo a tiempo completo como abogada. Anna Alaburda señala a la universidad de la que se graduó como responsable de haber inflado las estadísticas de empleo, de manera que los estudiantes, bajo engaño, solicitaran admisión.

Descarga y lee la demanda Alaburda vs. Thomas Jefferson School of Law (*.PDF)

Según un reportaje de The New York Times, Alaburda se graduó en el tope de su clase y pasó la reválida a la primera oportunidad. No obstante, a pesar de que por sus calificaciones parecía ser propensa a lograr diversas oportunidades de trabajo, no fue así. A diez años de su graduación en el 2008, esta no ha logrado obtener un trabajo a tiempo completo. Según la demanda, si Alaburda hubiera sabido que la estadística de empleo en el campo legal era tan baja, jamás hubiese solicitado admisión a la escuela de derecho.

Este tipo de caso no es novel. Egresados de otras escuelas han intentado demandar a sus centros de estudio en otros estados, tales como en Illinois, Michigan y Nueva York. Sus demandas no han prosperado pues los tribunales han determinado que estos optaron por una educación legal a su propio riesgo y eran lo suficientemente sofisticados como para saber que un empleo como abogado no está garantizado. Por otra parte, en California, jurisdicción en la que Alaburda demandó, otras demandas de clase similares han sido desestimadas o se ha desistido de ellas.

El único caso que ha logrado avanzar hacia la etapa de juicio es el de Alaburda, etapa que comenzó este pasado lunes. El juez Joel M. Pressman, quien presidirá el juicio, restringió el reclamo de Alaburda a su situación particular, y declaró no ha lugar una petición de la institución demandada, determinando que es peligroso para el futuro de los estudiantes que las instituciones educativas les nieguen información transparente y correcta.

Se espera que entre los testimonios a presentarse en el juicio, se presente la versión de una ex empleada de la Escuela, que testificará que fue presionada para inflar la información sobre empleomanía de los graduados. Por ello, aún con la crisis laboral que comenzó en el 2011, la Escuela reportó que 92.1 de sus graduados tenía empleo a tiempo completo.

“Han pasado cinco años. Pero esta será la primera vez en que una escuela de derecho irá a juicio a defender su información de empleo públicamente”, señaló su abogado Bryan A. Procel.

Hoy día Alaburda tiene una deuda estudiantil de $170,000 con un interés cerca del 8%. En lugar de haber logrado obtener un trabajo como abogada, durante los pasados diez años ha ocupado diversos empleos temporales y a medio tiempo, mayormente revisando documentos para otros abogados.

Añadiéndole a eso, la deuda promedio de un estudiante de la Thomas Jefferson ronda los $137,000 – más alta que la deuda de un estudiante de Stanford- una de las universidades más caras de los Estados Unidos.

Reaccionando a la demanda, el decano de la institución, Thomas F. Guernsey, expresó que no comentaría sobre la litigación pero que la escuela que dirige tiene un récord sólido de haber producido 7,000 graduados exitosos que trabajan nacional e internacionalmente.

A %d blogueros les gusta esto: