Supremo federal revierte decisión en contra de la adopción LGBTT

Tribunal Supremo de Estados Unidos revierte decisión en contra de la adopción por homosexualesEl Tribunal Supremo de los Estados Unidos revirtió sumariamente una decisión del Tribunal Supremo de Alabama que niega reconocimiento a la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo provenientes de otros estados.

Descarga y lee la opinión (*.PDF)

Los demandantes en el caso son dos mujeres identificadas como V.L. y E.L, quienes viven en Alabama y tienen en común tres niños que se concibieron por medio de inseminación artificial. V.L., quien es la madre no biológica, adoptó los niños de la pareja en el 2007 en el estado de Georgia, con el consentimiento de E.L. Cuando la pareja rompió su vínculo E.L. le negó a V.L. que pudiera visitar los niños, argumentando que la adopción hecha en Georgia es inválida.

El Tribunal Supremo de Alabama decidió a su favor, explicando que la adopción no debió haber sido otorgada. La mujer demandó, argumentando que bajo la cláusula de entera fe y crédito de la Constitución de los Estados Unidos, los estados tienen que respetar las determinaciones de otros tribunales del país.

En la decisión emitida finalmente por el Tribunal Supremo, este falló a favor de la demandante, revirtiendo a su vez la determinación del Supremo de Alabama que invalidó el decreto de adopción emitido por Georgia.

“La invalidación de la decisión sin precedentes del Supremo de Alabama de invalidar una adopción de otro estado, es una victoria no sólo para nuestra cliente sino para miles de familias adoptivas. Ningún padre adoptivo o niño debería enfrentarse a la incertidumbre y pérdida de estar separados por años luego de su adopción sólo porque otro estado no está de acuerdo con la ley que se aplicó en su adopción”, explicó la directora del Derecho de Familia del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas.

Por su parte, V.L. celebró la decisión explicando que “He sido la madre de mis niños en cada aspecto durante todas sus vidas. Yo pensaba que adoptarlos significaba que íbamos a estar juntos por siempre. Cuando el tribunal de Alabama dijo que mi adopción era inválida y que yo no era su madre, no pensé que podría continuar. El Tribunal Supremo ha hecho lo que es correcto para nuestra familia”.

Según la decisión, que fue dictada de forma unánime, el Supremo explicó que “[l]a constitución provee que la ‘Entera Fe y Crédito’ debe otorgarse en cada estado a los actos públicos, registros y procedimientos judiciales de otro estado. La cláusula requiere que cada estado reconozca y le dé efecto a las sentencias válidas emitidas por tribunales hermanos de otro estados”.

El licenciado puertorriqueño Jorge Velázquez dio gran importancia a esta decisión explicando que resuelve “que ningún estado (ni territorio, incluyendo a Puerto Rico), puede rehusar darle entera fe y crédito a las adopciones hechas en otro estado por parte de parejas homosexuales”.

“Como regla general, los estados y Puerto Rico pueden rehusar darle entera fe y crédito a las sentencias de otros estados cuando hacerlo violaría la ley, moral y orden público de dicho estado. Sin embargo, sabemos que Obergefell prohíbe a los estados y Puerto Rico discriminar contra parejas homosexuales. En Obergefell v. Hodges, (June 26, 2015), el Tribunal Supremo federal determinó que el derecho al matrimonio era un derecho fundamental que se extendía a las parejas homosexuales”, explicó.

“En el caso de Puerto Rico, el efecto indirecto de Obergefell fue convertir en académica la decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico en Ex Parte A.A.R.,187 DPR 835 (2013), que convalidó la restricción de las adopciones por parejas homosexuales, al no estar casadas. Es académica al grado que ahora los matrimonios homosexuales podrán adoptar con la misma facilidad que los matrimonios heterosexuales, y no se puede discriminar contra parejas casadas homosexuales. En conclusión, Puerto Rico no puede rehusar darle entera fe y crédito a las adopciones hechas por parejas homosexuales en otros estados; en adición, tiene que darle la misma prioridad para adoptar a las parejas casadas homosexuales en Puerto Rico que a los matrimonios heterosexuales”, finalizó.

 

A %d blogueros les gusta esto: