Demandan a Starbucks por engañar a clientes al servir cafés con cantidad menor que la anunciada

Demandan a Starbucks por engañar a los clientes al servir sus cafés con una cantidad menor a la anunciadaDos residentes de California demandaron a la cadena de cafeterías Starbucks, imputándoles el estar violando las leyes de protección al consumidor por falsa representación, negligencia y fraude.

Descarga y lee la demanda (*.PDF)

En la demanda se alega que contrario a lo que representan en su menú, una bebida “Tall” no son 12 onzas fluidas, un vaso “Grande” no son 16 onzas fluidas y un vaso “Venti” no son 20 onzas fluidas. La demanda es una de clase presentada por Siera Strumlauf y Benjamín Robles a nombre de los “compradores de Starbucks Caffé Lattes, Flavored Pumpkin Spice Lattes, Egg Nog Lattes, Skinny Lattes, Skinny Flavored Lattes, Vanilla Lattes y Skinny Vanilla Lattes”. Asimismo, la demanda indica que la receta estándar de Starbucks, creada para ahorrar en el costo de la leche, resulta en que los vasos contienen menos bebidas de las que anuncian.

“Al llenar de menos sus lattes, estafando a sus clientes, Starbucks se ha ahorrado millones y millones de dólares en el costo de los bienes vendidos y se enriqueció injustamente tomando un pago por más producto del que realmente sirve”, alega la demanda.

La demanda también explica que las líneas que contienen los cántaros que se utilizan para servir la leche caliente, que corresponden al tamaño de la bebida que el cliente ha ordenado, también están por debajo del nivel correspondiente. Además, los vasos que se utilizan para servir el café son también demasiado pequeños para acomodar las onzas fluidas anunciadas en el menú. Por ejemplo, añade, los vasos utilizados para la bebida tamaño “Grande” puede contener exactamente 16 onzas fluidas si se llena hasta el tope. No obstante, la receta estandarizada de Starbucks para su “Latte Grande” delimita que el vaso se llene hasta la porción de ¼ pulgada por debajo del borde de la taza. Por tanto, estas recetas estandarizadas no permiten que se llene el vaso con la cantidad correcta.

Sobre los demandantes, Strumlauf es una compradora habitual de café del tamaño “Grande” en un local ubicado en San Francisco, al que visita dos veces o más a la semana. Según la demanda, ella no hubiera comprado los lattes tamaño “Grande”, vendidos por $3.95, si hubiera sabido que no se le servían 16 onzas fluidas. Por su parte, Robles, quien compró un café también tamaño “Grande” en enero de 2015, también expresó que no lo hubiera adquirido si hubiera sido que se le servía menor cantidad a la anunciada.

A través de un portavoz, Starbucks reaccionó a la demanda, arguyendo que esta no tiene méritos y que están orgullosos de servir a sus clientes bebidas de alta calidad y de informarle a sus clientes sobre la probabilidad de variaciones en los productos.

A %d blogueros les gusta esto: