Denuncian práctica engañosa de empresas de Internet en Puerto Rico: Secretario DACO brilla por su ausencia

Denuncian práctica engañosa de empresas de Internet en Puerto Rico: DACO brilla por su ausenciaLa Comisión de Asuntos del Consumidor y Prácticas Anti-Monopolísticas, liderada por el representante Carlos Bianchi Angleró, lleva a cabo una investigación exhaustiva sobre los anuncios engañosos que llevan a cabo las compañías de telecomunicaciones sobre la velocidad del servicio de Internet que ofrecen, con el propósito de preparar legislación dirigida a proteger a los consumidores.

Por esta razón, el pasado 2 de mayo de 2016 se llevó a cabo una vista pública, en la que el publicista Gilberto Arvelo —conocido como Dr. Shoper— alertó a la comisión sobre el sinnúmero de quejas que recibe de la ciudadanía sobre problemas el incumplimiento de estas compañías con la calidad del servicio que ofrecen en sus promociones.

“Como consumidores estamos siendo abusados por un servicio de Internet deficiente. Nos venden una cosa y no es. Creemos en el libre mercado, en la libre empresa, que las compañías que quieran participar que vengan, pero que cumplan con lo prometido”, manifestó Arvelo, durante la vista pública.

Tales manifestaciones se sostuvieron con la ponencia ofrecida por la compañía Claro, cuyo representante expresó que existían factores fuera del alcance de la compañía que imposibilitan que los consumidores reciban la velocidad de Internet acordada en el contrato. Entre estos factores se enumeró las averías, la capacidad tecnológica del equipo del cliente, la cantidad de computadoras usando la red, el medio de transición entre el módem y el equipo terminal.

Arvelo reaccionó indicando que a pesar de que las compañías conocen esto, no lo mencionan al momento del contrato, pues “su afán es vender y el proceso de venta es engañoso”. Por ello, el publicista sugirió que se maneje como un asunto de publicidad ilícita, ya que las compañías al no divulgar esa información “lo que están es estafando a los consumidores”.

Arvelo recomendó que se implementara un sistema de etiquetas, similar al de los alimentos, en donde se divulguen las especificaciones de los servicios de Internet de una forma clara y que el público pueda entender. Dicha etiqueta incluiría el precio del servicio, los cargos por exceso, los cargos por cancelación temprana, la facturación adicional que conllevaría el exceso y la velocidad de Internet de acuerdo a la oferta. Ese sistema ya se ha implementado por la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC, por sus sigas en inglés).

Por su parte, el presidente de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, Javier Rúa Jovet, explicó que el Internet es un servicio poco regulado por implicaciones constitucionales, pero la FCC ha asumido jurisdicción sobre el tema solo a través de una Resolución de Neutralidad en la Ley que especifica ciertas obligaciones que tienen los proveedores de Internet. Este también explicó que ninguna agencia local está atendiendo situaciones por incumplimiento de contrato entre los consumidores y los proveedores de Internet. Rúa Jovet recomendó que la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, por ser la agencia especializada en la materia, asuma jurisdicción sobre las querellas relacionadas a anuncios engañosos e incumplimientos contractuales.

A la vista pública no compareció el Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor, quien envió a un representante para su ponencia.

A %d blogueros les gusta esto: