Francia revierte política sobre donación de órganos para hacer a todo ciudadano un posible donante

Francia revierte política sobre donación de órganos para hacer a todo ciudadano un posible donante

Foto: Don d’organes et de tissus (Facebook)

Francia revirtió su política de donación de órganos para que todas las personas sean posibles donantes a menos que se unan a una lista oficial para negarse a ello. La nueva ley presume que todos los órganos deben ser removidos, aún cuando la familia del donante se niegue a ello.

Hasta la fecha del 1 de enero, cuando la legislación tomó efecto, a menos que la persona muerta hubiese expresado un claro deseo a favor o en contra de la donación, se requería que los doctores consultaran a los familiares, quienes en casi un tercio de todos los casos, se negaban.

Si te interesa el tema, te puede interesar nuestro curso en línea Alternativas para cumplir la voluntad de su cliente: Testamento, poder duradero y directrices anticipadas sobre tratamiento médico – 4 horas crédito (2 en Notarial) [NOT-2015-214] – Aprobado por el Tribunal Supremo de Puerto Rico

Bajo la nueva ley, aquellos que no quieran ser donantes, deben solicitar que su nombre sea puesto en una lista “denegatoria”. Hasta el momento 150,000 personas han solicitado ser parte de la lista. Las autoridades prometieron un mecanismo fácil para que las personas se adhieran a dicha lista, por lo que podrá hacerse en línea. En la alternativa, aquellos que se opongan vehementemente a que se utilicen sus órganos, podrán dejar un documento a sus familiares o transmitir su deseo de forma oral a estos, quienes deben hacer una declaración de no consentimiento a los doctores al momento de la muerte.

La Nación Europea ha sido vocal en mencionar que existe una falta de órganos para trasplantes y el aumento en el número de pacientes en listas de espera alrededor del mundo. Para el 2014, 86,000 personas estaban en lista de espera en la Nación Europea, Turquía y Noruega. Por otro lado, dieciséis personas están en riesgo diario de muerte mientras esperan por el trasplante.

Reino Unido es uno de los lugares en donde menos ciudadanos otorgan su consentimiento en Europa.

 

A %d blogueros les gusta esto: