Hon. Neil Gorsuch comienza mandato como juez del Tribunal Supremo de los Estados Unidos

Neil Gorsuch comienza hoy mandato como juez del Tribunal Supremo de Estados UnidosEl juez Neil M. Gorsuch, nominado por el presidente Donald Trump a la silla vacante en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, comenzó hoy su mandato. Su agenda del día incluye varias vistas orales en casos relacionados con derechos laborales, reales y demandas de clase.

Gorsuch fue confirmado por el Senado en una votación 54-45, lo que supone una victoria para el senado republicano, que se había negado a considerar al juez Merrick Garland, nominado por el presidente Barack Obama, arguyendo que la decisión de quién ocuparía la vacante de Antonin Scalia le correspondía al nuevo presidente electo.

Según un artículo publicado por el New York Times, Gorsuch posee las credenciales típicas de un juez del Tribunal Supremo moderno. El magistrado es graduado de las universidades de Columbia, Harvard y Oxford. Además, fue oficial jurídico del Tribunal Supremo y trabajó como abogado en un prestigioso bufete en Washington DC y en el Departamento de Justicia federal. Gorsuch se convirtió en juez del Tribunal de Apelaciones para el Décimo Circuito en Denver para el año 2006.

En sus vistas de confirmación, el juez Gorsuch contestó preguntas de los senadores durante 20 horas, sin que nada demasiado controversial surgiera de dicho interrogatorio. Gorsuch se presentó como un servidor de principios jurídicos neutrales. A pesar de ello, de su trabajo y escritos surge que su estilo es originalista, comprometido a seguir el entendimiento de quienes redactaron y ratificaron la Constitución.

Gorsuch fue juramentado el pasado lunes, en dos ceremonias: una sesión privada en el Tribunal Supremo, presidida por el juez John G. Roberts, y un evento público en la Casa Blanca, donde el juez Anthony M. Kennedy, de quien fue oficial jurídico, administró su juramento.

El primero de los casos a escuchar durante el día de hoy es una vista de argumentación oral sobre una disputa laboral en la que un ex empleado de la Oficina del Censo de los Estados Unidos alega que fue forzado a retirarse en contra de su voluntad. La controversia del segundo caso, se refiere a si un desarrollador puede intervenir en una demanda presentada por un propietario contra la ciudad de Chester, Nueva York por su negativa a darle permiso para construir en su tierra. El tercer caso es una disputa sobre si ciertas demandas de clase pueden ser prohibidas por presentarse demasiado tarde.

Entre los casos más importantes en los que Gorsuch deberá emitir su voto durante este término, se encuentra Trinity Lutheran Church v. Comer, No. 15-577, donde existen buenas razones para pensar que puede emitir el voto decisivo. El caso surgió de un programa en Missouri que ayuda a las escuelas a usar neumáticos reciclados para recrear los patios de recreo. Funcionarios del estado rechazaron una solicitud de una iglesia luterana que quería participar en el programa de un patio de recreo en su centro preescolar y de guardería.

Los funcionarios fundamentaron su decisión en la Constitución de Missouri, que prohíbe gastar dinero público para otorgar ayudas a iglesias. La iglesia argumentó que la Constitución del estado viola los principios de igual protección y la garantía de la Primera Enmienda del libre ejercicio de la religión. Por su parte, el gobierno de Missouri argumentó que los estados deben tener un margen amplio para decidir por sí mismos si ayudarán a grupos religiosos y con cuánto.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: