NOTICIAS

Dos medidas impactarían contribuciones de sin fines de lucro

Intentarán protegerlas de ciertas contribuciones.

El senador independiente, José «Chaco» Vargas Vidot, radicó dos piezas legislativas para proteger las organizaciones sin fines de lucro de contribuciones mínimas tentativas.

Por un lado, el Proyecto del Senado 333 propone enmendar el Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 2011 para aclarar que la contribución mínima tentativa no aplica a corporaciones y organizaciones sin fines de lucro exentas o no exentas de la responsabilidad contributiva mínima.

Por el otro lado, la Resolución Conjunta del Senado 68 propone que, mientras se considera el Proyecto del Senado 333, se pueda eximir en el año contributivo 2020 a toda entidad sin fines de lucro de la contribución mínima tentativa de $500.

Tanto el Proyecto del Senado 333 como la Resolución Conjunta del Senado 68 se encuentran bajo la consideración de la Comisión de Hacienda, Asuntos Federales y Junta de Supervisión Fiscal.

Descarga el Proyecto del Senado 333

Descarga la Resolución Conjunta del Senado 68

El Proyecto del Senado 333 hace referencia a que la pasada Asamblea Legislativa aprobó una enmienda al Código de Rentas Internas que establece una contribución mínima tentativa de $500 para todo tipo de corporación, aunque no haya recibido ingresos, comenzando en los años fiscales posteriores a diciembre de 2018.

A juicio del senador, esta propuesta es punitiva incluso para los pequeños negocios que están comenzando o que hayan tenido más pérdidas que ganancias en un año contributivo.

Según el senador, es evidente que este tipo de contribución afecta directamente a organizaciones comunitarias, debido a que la enmienda no excluye de esta contribución a entidades sin fines de lucro no exentas.

Según se desprende del Proyecto del Senado 333, la solicitud de exoneración en el Departamento de Hacienda tiene un costo base de $300 y puede conllevar un cargo adicional de $150 lo cual es casi igual al monto de la contribución mínima tentativa.

Muchas corporaciones sin fines de lucro se organizan para alcanzar fines cívicos, residenciales, religiosos, culturales o de abogacía, por lo que su propósito no es proveer servicios que no sean ayudar a su comunidad.

«Las entidades sin fines de lucro trabajan de primera mano con las comunidades. Muchísimas son formadas por personas de las mismas comunidades con propósitos afines, por lo que no generan ingresos. Si imponemos cargas económicas para solicitar exoneración, más ahora se imponen contribuciones que no pueden cumplir por ser onerosas, muchas entidades sin fines de lucro optarán por disolverse y perderíamos valiosos recursos para el desarrollo de las comunidades«, advirtió el senador Vargas Vidot.

Monitorea el Capitolio

A %d blogueros les gusta esto: