NOTICIAS

Supremo podría considerar caso sobre ciudadanía americana en territorios

Microjuris contactó a Ponsa-Krauss, profesora de derecho constitucional de la Universidad de Columbia, para saber qué podría representar este caso para Puerto Rico.

Por Daniel Rivera Vargas

Un caso en el que se debate la ciudadanía americana de las personas nacidas en territorios, y en el que han intervenido varios ex gobernadores y otras figuras puertorriqueñas, podría ser considerado próximamente por el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

El caso es Fitisemanu v. United States llevado por ciudadanos de American Samoa que disputan una ley que no les reconoce ciudadanía americana a los nacidos en ese territorio. En el 2019, un juez de Uta determinó que esas personas eran ciudadanos americanos bajo la decimocuarta enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

Lee el caso aquí

El caso fue apelado, el juez de distrito fue revocado y la más reciente decisión fue hace dos semanas, el 27 de diciembre, cuando el pleno de los jueces del décimo circuito decidió no conceder una reconsideración.  El juez Bacharach emitió una disidente de la decisión de denegar el certiorari.

“Ante la importancia excepcional de esta obligación (de interpretar el lenguaje de la Constitución) y por el asunto de la ciudadanía, deberíamos conceder la solicitud de consideración por el pleno”, dijo Bacharach.

En expresiones reproducidas por la organización Equal American, se confirmó que se presentará el certiorari al Supremo, máximo foro judicial estadounidense, pero que acoge muy pocos certioraris.

«Es raro ver una disidencia de 27 páginas a la denegación de la revisión judicial completa, lo que ayuda a mostrar lo importante que es que la Corte Suprema finalmente responda si las personas nacidas en territorios de los Estados Unidos tienen un derecho constitucional a la ciudadanía, o si el Congreso puede extender o restringir la ciudadanía a voluntad», dijo Neil Weare, presidente y fundador de Equal American,  que representa a los demandantes de Fitisemanu y aboga por la igualdad y los derechos civiles para los 3.5 millones de residentes de los territorios de los Estados Unidos.

«Esperamos que la Corte Suprema tome y responda a esta pregunta», agregó Weare.

«Nací en suelo estadounidense, tengo pasaporte estadounidense y pago miles de dólares en impuestos al año al gobierno federal. Pero, en base a una ley federal discriminatoria, se me niega el reconocimiento como ciudadano estadounidense. Como resultado, no puedo votar en elecciones estatales, federales o incluso locales, y no soy elegible para muchos trabajos estatales y federales. Esto no solo es incorrecto, sino que es inconstitucional», dijo el demandante John Fitisemanu, nacido en American Samoa, pero residente en Utah hace 20 años.

En los varios años que lleva este caso, varios exgobernadores aparecen como interventores, como Pedro Rosselló, Luis Fortuño, y Aníbal Acevedo Vilá. Otros puertorriqueños que han intervenido son los profesores Rafael Cox Alomar y Christina D. Ponsa-Kraus.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Microjuris contactó a Ponsa-Krauss, profesora de derecho constitucional de la Universidad de Columbia, sobre qué podría representar este caso para Puerto Rico, que como America Samoa es territorio estadounidense, aunque a los que nacen en el archipiélago boricua sí se les reconoce ciudadanía americana.

MJ: ¿Este caso podría tener implicaciones para Puerto Rico?

CDPK: Sí, las podría tener, pero solo con respecto al futuro: No afectaría la ciudadanía bajo el régimen actual porque este caso tiene que ver con que, si la Constitución les garantiza la ciudadanía a las personas nacidas en los territorios no incorporados, pero cualquiera sea la contestación a esa pregunta, actualmente la ley federal les da la ciudadanía a las personas nacidas en Puerto Rico. La pregunta en el caso es si la Cláusula de Ciudadanía de la Enmienda Catorce (Citizenship Clause of the Fourteenth Amendment) le aplica a American Samoa. El Décimo Circuito decidió que no, al igual que el Circuito de DC en el 2015. Las razones que dieron esos tribunales no necesariamente aplican fuera de American Samoa: ambos decidieron que sería «impracticable and anomalous» aplicarle la Cláusula de Ciudadanía a American Samoa. Ese razonamiento quiere decir que, si un tribunal considerara la pregunta con respecto a Puerto Rico, podría llegar a otra conclusión. Pero, yo pienso que el razonamiento de estos tribunales está equivocado. En mi opinión, si la Cláusula le aplica a un territorio, les aplica a todos, y si no le aplica a un territorio, no le aplica a ninguno, y no tiene nada que ver con si es «impractical and anomalous» o no. Si el Tribunal Supremo acepta el caso, su efecto con respecto a los otros territorios dependerá de su razonamiento.

MJ: ¿Qué protección actual tiene la ciudadanía americana de los nacidos en Puerto Rico?

CDPK: A un ciudadano no se le puede quitar la ciudadanía sin su consentimiento (véase Afroyim v. Rusk (1967). Pero si la Cláusula de Ciudadanía no le aplica a Puerto Rico, entonces el Congreso podría decidir en cualquier momento que ya no le va a dar ciudadanía americana a las personas nacidas en Puerto Rico en el futuro.

MJ: ¿Este Supremo podría estar considerando entrar en esta controversia, o lo más probable es que reciba un denied?

CDPK: Difícil predecir. No hay «circuit split.» Pero, a varios jueces del Supremo parece interesarles el problema de los Casos Insulares, y este caso les daría una oportunidad de reconsiderarlos. Así que creo que no es imposible que el Tribunal lo acepte.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!