NOTICIAS

Supremo federal confirma autenticidad del borrador de opinión del juez Samuel Alito Jr.

El juez presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, ordenó una investigación sobre el origen de la filtración.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El juez presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, confirmó hoy, martes, la autenticidad del borrador de opinión del juez federal Samuel Alito, que indica que votaría a favor de revocar Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey.

Lee aquí el borrador del documento filtrado al medio estadounidense

Esta fue una violación singular y atroz de la confianza que es una afrenta al Tribunal y a la comunidad de servidores públicos que trabajan aquí. He ordenado al alguacil del Tribunal que inicie una investigación sobre el origen de la filtración”, expresó Roberts en declaraciones escritas.

Según el portal estadounidense Politico, el juez Alito podría estar circulando, y eventualmente emitiendo, un voto mayoritario para revocar el caso Roe v. Wade, lo que anularía la legalidad del aborto en Estados Unidos, vigente desde 1973.

Sin embargo, es relevante destacar que la decisión  final no se ha publicado ni refleja la opinión de los demás jueces, solo la de Alito. Incluso, los votos pueden cambiar antes de que las opiniones se publiquen oficialmente. Es transcendental, además, esperar a las concurrentes y disidentes para saber cuál sería el fallo final. También, en los Estados Unidos una opinión mayoritaria no necesariamente establece precedente en todas sus expresiones.

Contexto del caso

En la década de 1960, durante el movimiento por los derechos de las mujeres, los casos judiciales relacionados con los anticonceptivos sentaron las bases para el caso Roe vs. Wade.

En el 1965, el Tribunal Supremo decidió en Griswold vs. Connecticut que la Constitución de Estados Unidos protege la libertad de las parejas casadas para comprar y utilizar anticonceptivos sin restricciones gubernamentales.

En 1972, el Tribunal Supremo atendió Eisenstadt v.s Baird y estableció el derecho de las personas solteras a poseer anticonceptivos.

Luego, llegó Roe en 1973.

Sin embargo, en 1970, Hawái se convirtió en el primer estado en legalizar el aborto, aunque la ley solo aplicaba a residentes. Le siguió Nueva York, cuando legalizó el aborto sin el requisito de residencia. El acceso al aborto también estaba disponible en Alaska y Washington DC antes de la vigencia de Roe.