NOTICIAS

Lista para aprobación Ley del Colegio de Notarios de Puerto Rico

De aprobarse el proyecto y convertirse en ley, los notarios no vendrán obligados a pertenecer al Colegio de Notarios para ejercer su profesión, ni como requisito para obtener su admisión a la misma.

La Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes de Puerto Rico recomienda la aprobación de la medida que busca crear la Ley del Colegio de Notarios de Puerto Rico, la cual ha sido incluida para aprobación en sesión del 14 de junio.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con noticias notariales? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

El Proyecto de la Cámara 1050, de la autoría del presidente cameral Rafael “Tatito” Hernández Montañez y el representante Orlando Aponte Rosario, busca establecer funciones, poderes, obligaciones y penalidades al Colegio de Notarios.

Lee la propuesta Ley del Colegio de Notarios de Puerto Rico

La medida fue considerada en una vista pública celebrada el pasado martes, 7 de junio, a la cual compareció el Colegio de Notarios de Puerto Rico.

“De aprobarse el proyecto y convertirse en ley, los notarios no se verán obligados a pertenecer en el Colegio para ejercer su profesión, ni como requisito para obtener su admisión a la misma”, expresó en la audiencia pública, la directora Virmarily Pacheco Rivera.

Actualmente, para efecto del Tribunal Supremo de Puerto Rico hay 8,000 notarios activos, y casi un 25 al 30 por ciento no tienen actividad notarial y “mensualmente rinden un índice negativo, es decir, tienen la profesión, pero no la ejercen”.

etica notarial bundle

Pacheco Rivera aseveró que la medida en discusión no altera la jurisdicción del TSPR para reglamentar la función notarial, supervisar a los notarios y atender los procesos disciplinarios. “El TSPR atiende todos los asuntos reglamentarios y disciplinarios bajo el poder inherente que dicha rama de Gobierno tiene respecto a la profesión legal en Puerto Rico. En todo caso, la institución sin fin de lucro sería un estrecho colaborador del TSPR para adelantar intereses comunes”.

En cuanto las especificaciones del proyecto, el Colegio de Notarios favorece la medida, ya que les da una visibilidad y los equipara con instituciones similares. “Ciertamente, no afecta a otras instituciones ni a nadie que quiera crear otro gremio similar, pero ciertamente entendemos que el CNPR si amerita llegar a ese punto de rango y posición que otros colegios profesionales”, dijo Manuel Pérez, uno de los representantes del Colegio de Notarios que depuso ante la Comisión.

Uno de los objetivos principales del Colegio de Notarios es promover y mantener la participación del notariado puertorriqueño en eventos de intercambio internacionales, representar al notariado puertorriqueño en la Unión Internacional del Notariado Latino y suscribir acuerdos de colaboración con otras organizaciones afines del Caribe, América Latina y Europa con el objetivo de promover el intercambio profesional y de experiencias del notariado y así aporta al desarrollo del notariado puertorriqueño.

A esos efectos, desde su fundación, el Colegio de Notarios es el representante exclusivo del notariado puertorriqueño en la Unión Internacional del Notariado Latino (UINL).  Dicho organismo internacional fue fundado en 1948, en Buenos Aires, Argentina, siendo Puerto Rico uno de sus fundadores. En la actualidad se compone de 88 países miembros, representando dos terceras partes de la población mundial y más del 60% del Producto Interno Bruto mundial.  La Unión es una organización no gubernamental, creada para promover, coordinar y desarrollar la función y la actividad notarial en el mundo.

Para ser notario es necesario ser abogado, pero no lo contrario. En tiempos recientes, el Gobierno de Puerto Rico ha legislado la ampliación de las facultades y competencias de los notarios, en asuntos que van desde la celebración de matrimonios, trámite de varios asuntos de jurisdicción voluntaria, como declaratorias de herederos, así como divorcios por la causal de consentimiento mutuo y ruptura irreparable. Con la ampliación de facultades se reconoce en el notario un funcionario que ejerce una función pública importante y al cual el estado le ha delegado la dación de fe. La creación de un colegio por virtud de ley reafirma la visión de que el notariado es una profesión en sí misma.

La Comisión de lo Jurídico destaca en su informe que el proyecto, tal y como radicado, es cónsono con recientes decisiones del Tribunal Supremo en materia de colegiación de gremios profesionales. El Colegio de Notarios de Puerto Rico desde su fundación en el 1986 ha sido una organización de carácter voluntario y nada en el actual proyecto modifica o altera tal carácter.

Banner tu opción local más completa suscripción 15% descuento