NOTICIAS

Describe como «monumental» aprobación de nueva ley federal de armas

El experto en asuntos federales entrevistado por Microjuris, Federico de Jesús, habló sobre el tema.

Por Daniel Rivera Vargas

A pesar de la existencia de una profunda división política, el Senado de Estados Unidos podría aprobar una nueva ley de armas federal tan pronto como esta semana, y podría traer fondos federales para Puerto Rico, según un experto en asuntos federales entrevistado por Microjuris.

Según trascendió tarde el miércoles, con 64 votos a favor, incluyendo 14 senadores republicanos, se aprobó un voto procesal para dar paso a una nueva legislación de armas que invierte dinero en salud mental, en seguridad en las escuelas, permite considerar en algunos casos los antecedentes penales y médicos de ciertos solicitantes, y asigna dinero federal a jurisdicciones para hacer cumplir disposiciones de este estatuto, dijo el consultor radicado en Washington DC, Federico de Jesús.

Para el líder de la mayoría en el senado de Estados Unidos, Charles Schumer, se trata de “legislación de seguridad de armas salvadora de vidas”.

“Nos moveremos rápidamente para aprobar este proyecto en el Senado antes de que termine la semana”, agregó Schumer en sus redes sociales.

El proyecto llamado en inglés Bipartisan Safer Communities Act fue impulsado en el bando republicano por el senador por Texas John Corbyn. “Estoy orgulloso de que esta ley de seguridad en las escuelas y salud mental impone NINGUNA RESTRICCIÓN a dueños de armas respetuosos de la ley”, expresó el republicano en Twitter.

Por su parte, De Jesús dijo que con el apoyo de los 14 republicanos, que incluyen al líder del Senado Mitch McConnell, el Bipartisan Safer Communities Act que debería ser aprobada, salvo que se introduzca alguna “píldora venenosa” en el último minuto. Luego pasaría a la Cámara de Representantes, donde “debo suponer que (la portavoz Nancy) Pelossi tiene los votos amarrados”, por lo que el proyecto podría convertirse en ley tan pronto como a finales de julio.

Este proyecto de ley no tiene todas las garras que desean los demócratas, como prohibir las armas semiautomáticas, un “background check universal”, pero “eso no es razón para hacer nada” y sigue siendo un paso importante, dijo de Jesús.

“Esto sería monumental. Han pasado 26 años desde que el congreso actuó con lo de las armas. Son pasos limitados, pero por lo menos se quiebra esta voluntad de los republicanos de ni siquiera tocar este tema, antes cuando había estas situaciones se decía que discutir las políticas de armas era ser insensible con las víctimas”, sostuvo de Jesús.

El tema de los ‘red flags’, o que los estados podrían tomar en consideración factores como salud mental del solicitante de armas, es importante porque muchos de las matanzas masivas, como las recientes en Ubalde, Texas, o de Buffalo, Nueva York; son personas que actúan como suicidios colectivos, donde el gatillero no solo mata a otros, sino que procura su propia muerte.

Parte del proyecto incluye asignar fondos federales a estados para implantar este mecanismo de ‘red flags’ y esto podría representar que Puerto Rico recibiría alguna asignación económica, anticipo de Jesús. De Jesús de inmediato no pudo precisar la cantidad de dinero que podría representar para la isla este proyecto, que actualmente tiene 80 páginas.

En términos de cálculo político, si esto puede ser un factor en las elecciones, puesto que Corbyn enfrenta presión entre sus contrapartes republicanos y ciertamente la ley no tiene todo lo que reclaman los demócratas, de Jesús dijo que «lo maquiavélico era no hacer nada».

Recordó que entre los países democráticos industrializados Estados Unidos es el que peor situación tiene respecto a incidentes masivos de muertes con armas de fuego.

“Los líderes del Congreso están haciendo lo correcto”, sostuvo.