NOTICIAS

Análisis del fallo del Supremo federal a favor del entrenador que oraba en una escuela pública

El licenciado Carlos Chévere Lugo considera que la determinación crea una vulnerabilidad en el sistema de educación pública estadounidense.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Valeria Alicea Guzmán

Tras la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, en el caso Kennedy v. Bremerton School District, el licenciado Carlos Chévere Lugo indicó que el problema de la determinación es que trastoca precedentes sobre la separación de iglesia y Estado.

El abogado también mencionó que el fallo a favor de Joseph Kennedy, un entrenador de fútbol que oraba en medio de partidos de su equipo, crea una vulnerabilidad en el sistema de educación pública estadounidense.

“Lo que tenían ante sí como controversia era balancear, por un lado, la separación de iglesia y Estado; por otro, la libertad de culto y libertad de expresión, que dentro de la libertad de expresión hay una doctrina de permitir la expresión religiosa”, explicó Chévere Lugo en entrevista con Microjuris. 

Con relación al balance, comentó que el alto foro judicial determinó que la libertad de expresión y la libertad religiosa iban por encima de la separación de iglesia y Estado. 

Según la decisión , el entrenador Joseph Kennedy oraba en el campo de juego de la escuela Bremerton desde el 2008 al 2015, cuando el distrito escolar se entera y le ordena desistir. El entrenador lo piensa, primero acepta, y luego se arrepiente y dice que continuará con sus oraciones. Eventualmente, después de diversos incidentes, es suspendido.

“En Kennedy,  la mayoría revocó la prueba de Lemon v. Kurtzman, 403 U.S. 602 (1971) sin discutir la revocación del mismo. La nota al calce 6 de la disidente de la jueza (Sonia) Sotomayor explica perfectamente este punto”, compartió. 

Chévere Lugo resaltó que la opinión disidente de la jueza Sonia Sotomayor señala a la mayoría por inducir a error al lector al hacer una mala representación de los hechos del caso. Explicó que el juez asociado Neil Gorsuch, al principio de la opinión, relata que Joseph Kennedy se arrodilló en el medio del campo de fútbol y oró en silencio mientras los estudiantes estaban ocupados. Sin embargo, aseguró que “la foto demuestra todo lo contrario”.

“Para el Supremo federal, el discrimen religioso es intolerable. Ante esta nueva mayoría, el criterio principal para adjudicar específicamente reclamos de las cláusulas religiosas, ya sea de libertad de culto o cláusula de establecimiento, no es de neutralidad. Ya ellos no creen en ese criterio de neutralidad”, manifestó.

También destacó que, después de esta decisión, existe la interrogativa de si la libertad de expresión y libertad de culto aplicará a cualquier otra religión. “Por ejemplo, si tengo un entrenador que es musulmán o que es de otra religión si le voy a permitir realizar una oración en el campo al igual que al entrenador de fútbol”, sostuvo. 

Separación de iglesia y Estado en Puerto Rico

Aunque detalló que la cláusula constitucional establece completa separación de iglesia y Estado, la decisión del caso Kennedy v. Bremerton pudiera afectar a Puerto Rico.

“En 2019 tuvimos un caso de los vales educativos que en ese caso también se estaba analizando la controversia que ocurrió en el 1994 y  el tribunal, en vez de aplicar la factura más ancha que es la Constitución de Puerto Rico y decir que los vales educativos eran inconstitucionales, lo que hizo fue que obvió esa cláusula constitucional y aplicó la jurisprudencia federal para concluir que la reforma educativa de Rosselló de ese entonces era constitucional”, contó.

“Esto puede afectar en cierta manera a Puerto Rico porque mientras los jueces decidan aplicar la jurisprudencia federal y no reconocer la factura más ancha pues pudiera trastocar el sistema educativo de aquí”, aseguró.