NOTICIAS

Ley 52: de los cambios más trascendentales en materia contributiva

¿Cuál es el estatus de la transición de las corporaciones foráneas? El secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés Alicea explica los detalles.

Luego de que el Departamento de Hacienda de Puerto Rico consiguiera la aprobación del Departamento del Tesoro federal para que las compañías foráneas comenzaran a emigrar a un nuevo régimen contributivo, el secretario Francisco Parés Alicea compartió el estatus de la transición de las corporaciones foráneas, bajo el arbitrio del 4%, a la Ley 52.

«Para poner en perspectiva a las personas, el arbitrio a las foráneas impacta alrededor de 40 contribuyentes, que en la totalidad -la cantidad que se cobraba se ha ido reduciendo-, estamos hablando de 1.6 billones de dólares que se paga del arbitrio de la Ley 154. Esto era cerca del 18% de los ingresos al fondo general. Y, ni hablar, de la magnitud de la industria. Esta industria fácilmente corresponde un 60% de la actividad económica de Puerto Rico», destacó el funcionario durante su Podcast «Conéctate con Hacienda».

La transición inició con las tres principales multinacionales que operan bajo el arbitrio del 4%, hacia la Ley 52, según explicó el funcionario.

Indicó, además, que este cambio le asegurará a Puerto Rico miles de empleos y millones de dólares en recaudos, a la vez que le dará certeza al fisco y a las compañías, al extender sus decretos por hasta 15 años, para planificar sus operaciones con mayor seguridad.

Roxanna Santiago Ortiz, subsecretaria auxiliar Rentas Internas y Política Contributiva del Departamento de Hacienda, destacó que el nuevo régimen contributivo resultará atractivo para muchos contribuyentes.

«Dentro del análisis que hicimos, que fue un análisis económico tomando en consideración los mismos datos del Departamento de Hacienda. El insumo que tuvimos con los distintos contribuyentes, es que alrededor de 13 empresas estarían haciendo la transición. Ciertamente, puede ser que más contribuyentes hagan la transición», destacó la funcionaria.

Datos compartidos por la agencia evidencian que la transición de la Ley 154-2010 a la 52-2022, representa más de 1,700 millones del presupuesto operacional del gobierno. «Los puertorriqueños deben pasar la página de incertidumbre sobre la industria manufacturera y el arbitrio de la Ley 154-2010», celebró el secretario de Hacienda.

Las corporaciones que se acojan al nuevo parámetro tendrían que pagar al erario una contribución fija de 10.5% sobre el ingreso industrial asociado al desarrollo. Actualmente, 13 corporaciones foráneas les aplica los parámetros de la Ley 52.

«Esta contribución sobre ingresos se dio en una tasa base de 10.5%, y esa tasa puede ser reducida efectiva en la medida en que las entidades contraten más empleados, produzcan más en Puerto Rico o, en algunas instancias, muevan líneas de negocios o la utilización de propiedad intelectual en la isla. Y, también, reteniendo las regalías que le pagan a sus afiliadas en Estados Unidos», sostuvo el secretario de Hacienda.

La Ley 154-2010 establecía una contribución especial de 4% a las corporaciones foráneas en la adquisición de propiedad mueble tangible, manufacturada, en todo o en parte, en Puerto Rico y servicios prestados en relación con dicha propiedad, por una entidad relacionada en la isla cuyas ventas brutas excedan los $75 millones anuales.

«En términos generales, nosotros anticipamos que el presupuesto de Puerto Rico no se va a ver afectado como consecuencia de este movimiento. Y, el hecho de que haya sido refrendado por el Tesoro federal iba a ser bastante atractivo y transparente la transición», agregó Parés Alicea.

Los ingresos netos del Fondo General correspondientes al mes de julio de 2022 totalizaron $697.9 millones. Los estimados de ingresos para dicho mes disponían $751.9 millones, por lo que resultó en unos $54 millones menos de lo proyectado o un 7.2 % menos.

Para el Año Fiscal entrante de 2023, la Junta de Supervisión Fiscal proyecta ingresos por $11,145 millones, lo que representa, en relación con su proyección para el Año Fiscal 2022, una reducción en crecimiento de 1.61 %. Sin embargo, en comparación al nivel de recaudos alcanzado de $12,801 para el fiscal 2022, la proyección representaría una reducción de 12.9 %.

«Esa determinación del Tesoro federal, y del Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos pues, básicamente, corrobora que hacer la transición a un nuevo régimen opcional no se va a entender como un ejercicio voluntario, y al no ser voluntario se va a poder acreditar», abundó Santiago Ortiz.

Una mirada al futuro

Durante los próximos meses, el funcionario destacó que el Tesoro federal estableció a través del IRS que parte de estos decretos deben estar renegociados al 31 de diciembre del 2022.

Hasta la fecha, un 25% de los contribuyentes han solicitado enmendar su decreto para entrar al nuevo régimen hasta el 31 de diciembre. “Nuestra expectativa es que entren más de lo que tenemos previsto”, aseguró Santiago Ortiz.

¿Qué era la Ley 154?

La Ley 154-2010 establece una contribución especial de 4% a las corporaciones foráneas en la adquisición de propiedad mueble tangible, manufacturada, en todo o en parte, en Puerto Rico y servicios prestados en relación con dicha propiedad, por una entidad relacionada en la isla cuyas ventas brutas excedan los $75 millones anuales.

Bajo el gobierno de Luis Fortuño, el equipo fiscal del exgobernador logró a través del gobierno federal la otorgación de una dispensa del Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés), que les permite a las entidades foráneas deducir el pago del arbitrio en las contribuciones sobre ingresos.  Cabe destacar, que los arbitrios no son componentes de las contribuciones sobre ingresos, sino es un pago de responsabilidad contributiva de la empresa.

Pero, el Departamento de Tesoro de Estados Unidos otorgó un año de transición adicional a las contribuyentes que actualmente pagan bajo el sistema contributivo impuesto por la Ley 154-2010.