NOTICIAS

Explican retos en el liderato de la Cámara de Estados Unidos

El debate continúa.

Por Daniel Rivera Vargas

El 118 Congreso de Estados Unidos arrancó esta semana de forma atropellada por el tranque en el Partido Republicano sobre quién será su líder por los próximos dos años en la Cámara de Representantes, sostuvo el consultor en Washington DC, Federico A. De Jesús.

El escenario es que el líder republicano con más votos, y con el apoyo incluso del expresidente Donald J. Trump, Kevin McCarthy, ha fallado cinco veces en los primeros dos días de este Congreso en conseguir los 218 votos necesarios para asumir el cargo de speaker o portavoz de la Cámara, dijo de Jesús.

«No se daba en 100 años que un presidente de la Cámara no haya podido ganar en la primera votación, y vamos para la sexta», dijo el consultor.

Es la segunda vez en su carrera que McCarthy enfrenta rechazo en su propio partido para ser portavoz, recordó De Jesus.

La primera vez que esto ocurrió fue cuando el portavoz John Boehner se retiró en el 2015, pero aquella vez McCarthy cuando vio que no tenía los votos de inmediato, desistió. «Kevin McCarthy quería la portavocía, pero no tenía los votos. No lo consideraban lo suficientemente radical, pero no llegó a la humillación de ir al pleno, sabía que no tenía los votos y se quita».

En esta ocasión, sin los votos, el californiano McCarthy insiste en sus aspiraciones y enfrenta cerca de 20 votos en su contra. De Jesús dijo que para lograr la portavocía no basta tener la mayoría de los votos, sino por lo menos 218. «Se acaba de terminar la quinta votación y fue la misma cantidad que la cuarta: 212 (demócratas a favor de su líder y sustituto de Nancy Pelosi, Hakeem Jeffries), 200 (republicanos a favor de McCarthy), 20 por Byron Donalds», dijo de Jesús.

Otros caminos

De Jesús entiende que aunque «la fantasía demócrata es que seis republicanos moderados se viren y voten por Jeffreys (algo que dijo ha conversado recientemente con una congresista demócrata), esto sería el fin de la carrera política de esos republicanos», por lo que no cree que ocurra.

El paso eventual, parece ser, que surja un candidato entre los republicanos que logre los votos necesarios porque mientras esto no ocurra, no se aprueba nada en la Cámara, ni siquiera se pueden juramentar al resto de los congresistas para el resto del término de dos años, o confirmar a presidentes de las comisiones, sostuvo de Jesús. «O esto va para largo o Kevin McCarthy va a tener que renunciar (a sus aspiraciones)», afirmó

Sobre Puerto Rico

La comisión que tiene injerencia sobre los temas de Puerto Rico, la de Recursos Naturales, sería presidida por Bruce Westerman, de Arkansas, quien dijo ayer que «Kevin McCarthy le da al pueblo americano la mayor oportunidad de éxito en los próximos dos años».

«Escoger a quién es el tercero en línea a la presidencia es crítico, y el proceso que pasamos para hacer esta selección debe ser uno serio y deliberado», agregó Westerman en declaraciones escritas.

El pasado presidente de la comisión, Raul Grijalba, se mantiene en la comisión como líder de la minoría demócrata, dio de Jesus.

Para los próximos dos años, el nuevo congreso contará con un Senado con una ventaja demócrata de 51 votos, un poco más amplia que en los pasados dos años, pero con una cámara con una mayoría republicana.

Con esta realidad, lo primero que se verá es que el presidente Joe Biden podrá insistir en sus nominaciones ejecutivas -que solo requieren votos del Senado- por lo que la nominación de la puertorriqueña Gina Méndez ya fue reenviada por la administración Biden al Senado para completar el proceso de consejo y consentimiento, que se quedó pendiente en la pasada sesión, dijo De Jesús.

Para otros temas, que depende de la aprobación en ambos cuerpos legislativos, aún es incierto qué pasará con la agenda de Biden. No solo hay inquietud porque la Cámara es controlada por el Partido Republicano, sino porque hay que ver cuán dispuesto se encuentra para negociar el speaker que finalmente sea electo, explicó el consultor.

«Puede ser o una coalición bipartita nacional que produzca resultados o el caos que genera caos como el que estamos viendo en estos días», sostuvo el consultor.

Actualmente, hay urgencia en temas como la aprobación del presupuesto, aprobar un aumento en el techo de la deuda, aprobar las reglas de la Cámara y la futura asistencia a Ucrania que se mantiene en guerra contra Rusia, explicó.

En términos de Puerto Rico, lo más urgente es quá va a suceder con el Farm Bill, el proyecto de agricultura, la asignación del pan, donde depende un millón de personas y se ha abogado por la paridad para Puerto Rico, dijo de Jesús. Sobre el tema de estatus, el consultor recordó que el proyecto federal del pasado término tendría que presentarse desde cero.