Más autonomía para el Centro Cerebrovascular

Lea la Ley completa: [Ley Núm. 91-2012] del 17 de mayo de 2012.

Crea la Ley para autorizar al Centro Cerebrovascular de Puerto Rico y del Caribe a crear su estructura administrativa. Autoriza al Centro Cerebrovascular de PR y del Caribe a establecer su propia estructura administrativa, que le permita establecer los servicios, unidades y departamentos necesarios para el funcionamiento efectivo y económico del Centro.

“Actualmente el Pueblo de Puerto Rico cuenta con excelentes facilidades para atender las enfermedades del corazón, tales como el Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe, entre otros hospitales, centros, oficinas privadas y públicas de tratamiento primario y secundario.  También cuenta con varias facilidades para atender el cáncer desde el 1930, tales como el Hospital Oncológico Dr. Isaac González Martínez, el Centro Comprensivo de Cáncer en el Centro Médico de Puerto Rico, y el Hospital Oncológico Andrés Grillasca en el Hospital Regional de Ponce, entre otros centros y facilidades, tanto privadas como públicas. Lamentablemente no podemos decir lo mismo en referencia a las enfermedades cerebro-vasculares.  Desde el año 1950, las enfermedades en Puerto Rico comenzaron a cambiar, como en otros países en desarrollo, a unas de carácter crónico y degenerativo, tales como las enfermedades del corazón, el cáncer, los accidentes cerebro- vasculares y la diabetes mellitus, todo esto, en medio de una sociedad predominantemente urbana e industrial, y en la que actualmente la edad promedio para el año 2000 es de setenta y cinco (75) años, setenta y nueve (79) años para la mujer y setenta y uno (71) años para el hombre, y cuyo catorce (14) por ciento de la población, de un total aproximado de 3.8 millones, tiene sesenta (60) años o más.  El accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerte en los E. E. U. U. y la número uno en incapacidad. En Puerto Rico se estima hay cerca de 8,000 a 9,000 casos de eventos cerebro-vasculares anualmente.

Hoy día tenemos el privilegio de contar con el Primer Centro Cerebrovascular de Puerto Rico y del Caribe, ubicado en  el Centro Médico.  Este Centro está equipado con los instrumentos más sofisticados para los diagnósticos y tratamientos de condiciones neuroendovasculares, como lo es el Sistema Neuroangiográfico Biplanar con Reconstrucción Tridimensional.  El Centro también cuenta con un grupo de galenos puertorriqueños, especialistas en neurocirugía, anestesiología, radiología y las enfermeras graduadas más capacitadas de la región.  Sin embargo, se debe hacer un esfuerzo para ampliar los servicios que este Centro ofrece de manera que mayor cantidad de personas tengan acceso a ellos. Incluso, tal como se dispuso con la creación del Centro Cardiovascular, mediante la Ley Núm. 51 de 30 de junio de 1986, según enmendada, se debe integrar de forma más amplia el aspecto investigativo y académico, para desarrollar y capacitar profesionales de la salud en esta especialización.

Hoy día ocurren alrededor de ocho mil (8,000) muertes al año por accidentes cerebro vasculares, de los cuales quinientos (500) son aneurismas cuyo desenlace es fatal.  En el área metropolitana sólo el nueve (9%) por ciento de los derrames cerebrales recibieron tratamiento adecuado.  Diariamente en la Sala de Emergencias de la Administración de Servicios Médicos se atienden de nueve (9) a diez (10) casos de accidentes cerebro vasculares isquémicos.

En las últimas décadas, Puerto Rico, a pesar de muchas dificultades en el camino, se ha destacado como una zona de vanguardia en lo concerniente a los adelantos científicos médicos.  Las enfermedades cerebrovasculares son un área de la medicina donde las investigaciones científicas y el acelerado surgimiento de equipos y tratamiento altamente avanzados han propiciado expectativas reales de mejorar y conservar la vida.

Actualmente el Centro Cerebrovascular de Puerto Rico y del Caribe es un componente del Centro Médico.  El mismo está adscrito a la Administración de Servicios Médicos, institución gubernamental adscrita al Departamento de Salud, quien ha tenido a su cargo la organización, operación y administración del Centro.

Esta medida persigue, entre otras, proveerle al Centro Cerebrovascular de Puerto Rico y del Caribe una mayor flexibilidad en sus funciones, de manera que los servicios que ofrecen puedan ser ampliados adecuadamente.”

A %d blogueros les gusta esto: