Decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico

Tribunal Supremo reconoce que notificación en reclamo de daños fue conforme a derecho

Tribunal Supremo reconoce que notificación en reclamo de daños fue conforme a derechoDescargue el documento: María G. Rivera Fernández, Peticionaria v. Municipio Autónomo de Carolina, Recurrido

El 13 de noviembre de 2009, María Rivera Fernández sufrió una caída en una acera pública del Municipio de Carolina. Veintiséis días después, la demandante llenó un informe de incidente provisto por el Municipio y detalló lo acontecido y el tratamiento médico recibido. Dicho formulario no poseía un encasillado para expresar el remedio solicitado con una cuantía monetaria.

El 21 de abril de 2010 la representación legal de la peticionaria envió una segunda carta al alcalde José Carlos Aponte Dalmau y solicitó un remedio con una cuantía monetaria. Durante el mes de agosto de 2010 al mes de octubre de 2011 la señora también le envió varias comunicaciones a la aseguradora del Municipio.

El 27 de diciembre de 2011, la Sra. Rivera presentó una demanda de daños y perjuicios en contra del Municipio y su aseguradora. El Municipio presentó una demanda de desestimación alegando que lo vertido en el informe de incidentes no cumplía con el artículo 15.003 de la Ley de Municipios Autónomos porque la Sra. Rivera no indicó un remedio y no la envió directamente al Alcalde. El Tribunal de Primera Instancia declaró un No Ha Lugar al Municipio de Carolina. No obstante, el Tribunal de Apelaciones revocó al Tribunal de Primera Instancias indicando que la Sra. Rivera no cumplió con el proceso de notificación por no haber indicado un remedio en el informe de incidentes.

El 29 de enero de 2014, el Tribunal Supremo –por medio de una opinión del juez Hon. Edgardo Rivera García– manifestó que “hemos reiterado que la letra de la ley no debe seguirse ciegamente cuando ello iría en detrimento de su espíritu y su fin”. La opinión mayoritaria esbozó que no es necesario notificar personalmente al Alcalde y que llenar el formulario de incidencia provisto por el Municipio satisface la notificación requerida por el Artículo 15.003.

Se reitera que la intención de la notificación es que el Municipio quede informado de la acción judicial y esto trasciende a que el Alcalde reciba tal notificación de manera personal. Se indica que como el formulario no contenía un encasillado para incluir el remedio y cuantía solicitada, la Sra. Rivera no incumplió con tal disposición. También se indica que la segunda notificación fue presentada en ley porque la Sra. Rivera tuvo conocimiento de los daños luego de la radiografía y la presentó cinco días luego.

En una opinión disidente, el entonces Juez Presidente Hon. Federico Hernández Denton manifestó que la segunda notificación no fue presentada conforme a derecho porque no se adviene en conocimiento de un daño cuando se posee conocimiento de la magnitud de dicho daño. Expresa que la demanda está prescrita porque una notificación a la aseguradora no detiene el término de prescripción del asegurado.

En otra opinión disidente, la jueza Hon. Anabelle Rodríguez Rodríguez manifiesta que se interrumpió el término prescriptivo en contra del Municipio de forma extrajudicial el 21 de abril de 2010. No habiendo otra causa de acción contra el Municipio pasado un año, la demanda prescribió.

Reseña por Joel Pizá Batiz

 

 

A %d blogueros les gusta esto: