Piden revocar decisión denegando reasignación de sexo para prisionero

Los abogados de un hombre transgénero condenado a cadena perpetua por matar a su esposa y tirar su cuerpo en un centro comercial en 1990 solicitaron al Tribunal Supremo de los Estados Unidos que revoque una decisión que deniega una petición para una cirugía de reasignación de sexo, reportó The Sun Chronicle.

Una juez federal ordenó que el Departamento de Corrección del estado de Massachussets le otorgara la operación a Michelle Kosilek en 2012, expresando que era el “único tratamiento adecuado” para la disforia grave que sufre Kosilek. Esa condición es también conocida como trastorno de identidad de género. La sentencia fue anulada en diciembre por el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito.

El trámite de este caso se remonta al año 2002, cuando el juez Mark Wolf encontró que el tratamiento que recibía Kosilek era inadecuado pero no ordenó nada sobre la cirugía. En ese momento el juez explicó que el Departamento de Corrección no había violado la prohibición contra castigos crueles e inusitados de la Octava Enmienda de la Constitución.

En el año 2005, Kosilek demandó nuevamente al Departamento de Corrección, argumentando que la cirugía era una necesidad médica. Al tomar una decisión en 2012 respecto a esa demanda, Wolf se convirtió en el primer juez del país que ordenó una cirugía de reasignación de sexo como remedio para prisioneros con desorden de identidad de género. En otros estados, jueces habían ordenado tratamientos hormonales y psicoterapia.

Un panel de tres jueces del Primer Circuito confirmó la decisión de Wolf, pero el estado apeló, citando preocupaciones sobre la seguridad de Kosilek. El estado argumentó estar preocupado por la posibilidad de que el prisionero pudiera sufrir agresiones sexuales si completaba su transición de género. Actualmente, Kosilek está ubicado en una prisión de varones, pero espera ser transferido a la prisión de mujeres del estado luego de la cirugía.

A %d blogueros les gusta esto: