Prensa Asociada demanda al FBI por personificar ser uno de sus reporteros

Prensa Asociada demanda al FBI por personificar ser uno de sus reporteroLa agencia de noticias Prensa Asociada (AP, por sus siglas en inglés), junto al Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa, demandaron al Departamento de Justicia federal y al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), requiriéndole al tribunal que emita un sentencia declaratoria e interdicto para que las agencias cumplan con su deber bajo la Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en ingles).

La demanda tiene como trasfondo una noticia reseñada durante finales del pasado año, cuando un tecnólogo de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) revisó una serie de documentos liberados por agencias gubernamentales y descubrió entre ellos que el FBI personificó a un reportero de AP para instalar un virus tipo “malware” en una computadora personal. Chris Soghoian descubrió una serie de correos electrónicos donde miembros del FBI discutían cómo instalar un virus llamado CIPAV (“Computer and Internet Protocol Address Verifier”) para adelantar una investigación. La agencia creó una noticia falsa firmada con pie de autor de AP y envió un correo electrónico a un joven de 15 años, sospechoso de colocar una bomba, para que verificara la información. Al abrir el correo electrónico, se instaló de forma automática un virus en su computadora, con el fin de acceder a los datos de su computadora. Posterior a que se revelara esta información, el director del FBI, James Comey, defendió la práctica, explicando que bajo las reglas del FBI y el Departamento de Justicia federal esta era legal.

A través de la demanda, tanto AP como el Comité buscan que las agencias liberen información sobre una práctica del FBI de personificar reporteros para así poder vigilar de forma más cercana a sospechosos de investigaciones criminales. Los demandantes habían solicitado a las agencias la entrega de estos documentos hace varios meses. No obstante, la agencia denegó la petición explicando que la petición fue “cerrada administrativamente” porque otra persona había solicitado la misma información. Al solicitar la información una segunda vez, la agencia explicó que el tiempo estimado para completar la petición era de 649 días. El FBI tampoco quiso revelar qué otra agencia o persona había solicitado la misma información.

“Los demandantes tienen derecho a acceder estos documentos con el fin de informar al público acerca de la naturaleza y extensión de la personificación del FBI de periodistas y organizaciones de prensa. Los demandados han retenido de forma impropia los expedientes solicitados por los demandantes, en violación de la ley y en oposición al interés publico de obtener información sobre una práctica de las autoridades que reduce la credibilidad e independencia de los medios de comunicación”, dice la demanda.

A %d blogueros les gusta esto: