NOTICIAS

¿Con quiénes se casan los abogados y las abogadas?

¿Con quién se casan los abogados?Según un artículo publicado en el periódico Bloomberg News —y reseñado por el blog Above the Law— cuando de enamorarse y casarse se trata, no es sólo el destino lo que une a las personas, sino que las profesionales y los trabajos también lo hacen.

Bloomberg utilizó información de la Oficina del Censo de los Estados Unidos recopilada en el 2014, que cubre 3.5 millones de hogares para saber cómo las personas “se parean”.

“Algunos de las combinaciones parecen prácticas. El matrimonio más común es entre maestros, y otros nos tienen cuestionándonos la puntería de Cupido, sobre como las bailarinas profesionales se enamorar de los soldadores”, dice el artículo.

¿Pero con quién se casan los abogados y las abogadas?

Sucede que las abogadas se casan con abogados. No obstante, los abogados se casan con maestras, secretarias, y gerentes. El artículo también indica que las abogadas lesbianas se casan mayormente con mujeres en otras ocupaciones relacionadas con computadoras. Por su parte, los secretarios judiciales se enlistan de forma separada. Muchos de ellos se casan con abogados o jueces, pero las secretarias judiciales se casan con doctores y editores.

Mujeres en las siguientes carreras se casan con abogados:

  • Curadoras y técnicas de museos
  • Planificadoras de eventos o convenciones
  • Dietistas o nutricionistas
  • Especialistas en relaciones públicas
  • Recaudadoras de fondos
  • Enfermeras practicantes
  • Paralegales o secretarias legales
  • Psicólogas
  • Patólogas del habla

Mujeres en estas carreras se casan con abogadas:

  • Agentes de ventas financieras
  • Administradoras de las ciencias naturales
  • Especialistas financieros
  • Bailarinas y coreógrafas
  • Oficiales de libertad condicional
  • Directoras de servicios médicos y de salud
  • Contadoras y auditoras

Los varones en estas carreras se casan comúnmente con abogadas:

  • Joyeros
  • Actores
  • Compradores de productos de granja

Los varones en estas carreras se casan con abogados:

  • Representantes de ventas al por mayor y de fabricación
  • Informáticos y reparadores de máquinas de oficina
  • Proveedores de servicios de limpieza
  • Terapeutas, incluidos los fisiólogos del ejercicio
  • Supervisores de personas que sirven o preparan alimentos
  • Higienistas dentales

Entonces, ¿qué observaciones se pueden hacer de estos datos? En primer lugar, algunas tradiciones siguen en pie. Mientras que las abogadas (como en otras profesiones bien remuneradas y respetadas) parecen ser más selectivas acerca de con quién se casan, los hombres son más abiertos.

Los abogados tienen todavía algunas normas financieras al momento de elegir un cónyuge. Estos eligen profesionales de clase media que tienen un empleo estable e ingresos. Además, casarse con una planificadora de eventos, una recaudadora de fondos o una especialista en relaciones públicas puede tener sentido financiero. Estos son trabajos que requieren una red constante y seguimiento con los clientes, por lo que puede redundar en posibles referencias de clientes para trabajo legal o representación.

La pregunta que genera la autora es, ¿por qué los abogados tienden a casarse con otros abogados? La respuesta puede ser que los abogados se relacionan con más frecuencia con otros abogados, algunos hasta conocen a sus futuros cónyuges en la escuela de Derecho, otros mediante su gestión en organizaciones o durante el trámites de un caso.

Por otro lado, los cónyuges pueden tener antecedentes y ética de trabajo similares, lo que propicia la relación. Al ser esta una profesión que exige mucho, también es idónea la comprensión que pueden darse los cónyuges al entender que se trabaja más tiempo de lo común. Uno de los cónyuges es probable que sea comprensivo si el otro tiene que trabajar largas horas. Según el artículo, las tasas de divorcio entre personas casadas con otros abogados es menor que la media.

A %d blogueros les gusta esto: