Mediante opinión 5-4, Supremo aclara formularios adecuados para notificar dictámenes de reconsideración

Mediante opinión 5-4, Supremo aclara formularios adecuados para notificar dictámenes de reconsideración

Descarga el documento: Berríos Fernández v. Vázquez Botet

I. Síntesis circunstancial
El Tribunal de Primera Instancia emitió dos dictámenes que ponían fin a un pleito de divorcio y otro de pensión de alimentos pendente lite, entre las partes. Oportunamente, la señora Myrna E. Berríos Fernández presentó dos mociones de reconsideración y conclusiones de derecho adicional. El tribunal sentenciador declaró no ha lugar ambas mociones a través del formulario OAT-082. Inconforme, la señora Myrna E. Berríos Fernández alegó que las notificaciones de los dictámenes que resolvían las determinaciones de hecho adicional eran defectuosas porque no se habían notificado las mismas a través del formulario OAT-687.

II. Controversia
La controversia del presente caso es la siguiente: ¿Cuál es el formulario adecuado que debe utilizar la Secretaria del Tribunal para notificar adecuadamente un dictamen que resuelve una moción de determinaciones de hechos y conclusiones de derecho adicionales y una moción de reconsideración presentadas conjuntamente?

III. Opinión
En una decisión con 5 votos a favor y 4 en contra, el Hon. Luis F. Estrella Martínez emitió la opinión del Tribunal. Reiteró que la falta de una correcta notificación incide en las garantías del debido proceso de ley y la sentencia no surte efecto ni podrá ser ejecutada.

El Tribunal Supremo manifestó que el caso Dávila Pollock v. R.F. Mortgage, 182 DPR 86 (2011) se estableció que cuando se trata de una resolución u orden sobre una moción de determinaciones de hechos y conclusiones de derecho adicionales, que dispone finalmente del asunto presentado ante el tribunal, debe notificarse en el formulario creado para ello, es decir, el Formulario OAT-687. El Supremo también recordó que en el caso Plan de Bienestar de Salud v. Seaboard Sur. Co., 182 DPR 714 (2011), se determinó que un dictamen que resuelve una moción de reconsideración se notificará a través del formulario OAT-082.

No obstante, el Supremo nunca se había expresado sobre cuál es el formulario adecuado para disponer de una moción de determinaciones de hechos y conclusiones de derecho adicionales y una moción de reconsideración presentadas conjuntamente. El juez Estrella Martínez señaló que dicha situación ha causado un sinnúmero de dictámenes ante el Tribunal de Apelaciones, ha provocado la confusión de las partes y la erogación de sus fondos para intentar hacer valer sus derechos.

El juez Estrella Martínez reiteró que a pesar que las Regla 43.1 de Procedimiento Civil de 2009 dispone que “si una parte interesa presentar una moción de enmiendas o determinaciones iniciales o adicionales, reconsideración o de nuevo juicio, éstas deberán presentarse en un solo escrito y el tribunal resolverá de igual manera”, aún no se han atemperado los formularios de notificación utilizados por las Secretarías de los tribunales para atender aquellas situaciones en las cuales, por imperativo de la regla procesal, se deben presentar los remedios pos sentencia en un solo escrito. El juez también mencionó que no se puede tomar livianamente la función de los formularios creados por la Oficina de la Administración de los Tribunales porque la notificación de una sentencia es un asunto sustancial que dimana del debido proceso de ley. Peor lamentó que todavía no existiera un formulario único en conformidad con la Regla 43. 1 de Procedimiento Civil, ya que dichos formularios fueron creados bajo el andamiaje de las antiguas reglas procesales que no requerían la presentación conjunta de este tipo de mociones, por lo que, como norma general, estas eran presentadas separadamente.

En síntesis, la opinión mayoritaria determinó que ante la ausencia de la creación de un formulario adecuado y único atemperado a las nuevas reglas, las Secretaria de los Tribunales deberán notificar simultáneamente el Formulario OAT-082, que atiende la moción de reconsideración presentada, y el Formulario OAT-687, que dispone sobre la moción de determinaciones de hechos iniciales o adicionales.

En el presente caso, el Supremo concluyó que aún no se ha notificado correctamente la disposición de las mociones presentadas por la señora Berríos Fernández ante el Tribunal de Primera Instancia. Por ende, ordenó la notificación coetánea del Formulario OAT-082 -declarando no ha lugar las solicitudes de reconsideración- y el Formulario OAT-687 -disponiendo de las solicitudes de las mociones de determinaciones de hechos iniciales o adicionales- presentadas por la señora Berríos Fernández

IV. Opiniones disidentes
La Jueza Presidenta, Hon. Maite Oronoz Rodríguez, presentó una opinión disidente. La Jueza Presidenta mencionó que: “Por entender que este análisis toma como punto de partida una concepción errada sobre lo que constituye una notificación correcta, no puedo avalar el proceder mayoritario en este caso”. Manifestó que es la suficiencia del contenido, no el uso correcto de un formulario, lo que confiere validez a una notificación. Sostuvo que en el contexto de solicitudes conjuntas de reconsideración y de determinaciones de hechos adicionales, lo determinante es que de la notificación se desprenda razonablemente que el tribunal atendió ambos asuntos y cómo los resolvió.

También indicó que difiere de las otras opiniones disidentes del presente caso porque la presente controversia sí versa sobre un problema de sustancia y no de forma. Esbozó que el contenido de las notificaciones en el presente caso es sumamente confuso y no permite concluir que el tribunal atendió los dos asuntos que le fueron planteados en la misma moción. No obstante, la Jueza Presidenta indicó que cree firmemente que al enfrentar errores en la notificación de dictámenes, la balanza debe inclinarse hacia no perjudicar a las partes adversamente afectadas por dictámenes notificados de esta manera.

En el presente caso, señaló que ordenaría al foro de instancia notificar nuevamente las resoluciones recurridas con tal de cumplir con los parámetros mínimos a los que ha hecho referencia en su opinión disidente.

Concluyó diciendo que, tras asumir la presidencia del Tribunal Supremo, ordenó la creación de un grupo de trabajo cuya principal misión es atender las problemáticas relacionadas al sistema de formularios de la Rama Judicial.

La Hon. Anabelle Rodríguez Rodríguez emitió una opinión disidente. En síntesis, adujo que una mayoría del Tribunal Supremo le confirió a los formularios de notificación una desproporcionada importancia. También mencionó que el Supremo optó por resolver la controversia imponiendo requisitos de forma adicionales que sólo propenden a aumentar la burocracia administrativa en los tribunales.

El Hon. Ángel Colón Pérez emitió una opinión disidente, a la cual se unió la Hon. Anabelle Rodríguez Rodríguez y el Hon. Roberto Feliberti Cintrón. En síntesis, manifestó que el hecho de que el Tribunal de Primera Instancia haya notificado en un solo documento (donde le advertía a las partes de su derecho a ir en alzada), y no en dos, no constituye una notificación defectuosa. Concluyó diciendo que el exigirle a los tribunales que emitan dos resoluciones distintas ante una sola moción -– lo que conllevaría en este caso cuatro notificaciones distintas – va en total contravención con el propósito de la Regla 43.1 de Procedimiento Civil, a saber, evitar confusión en cuanto al término para apelar.

VI. Suplemento fáctico
Mediante una sentencia del 3 de febrero de 2015, el Tribunal de Primera Instancia declaró disuelto el vínculo matrimonial entre la Sra. Myrna E. Berríos Fernández (señora Berríos Fernández) y el Sr. Hiram Vázquez Botet (señor Vázquez Botet) por la causal de ruptura irreparable. Por otro lado, mediante una Resolución emitida y notificada en la misma fecha, se declaró no ha lugar una petición de la señora Berríos Fernández para concederle una cantidad adicional de pensión pendente lite. Ambos dictámenes fueron notificados en el Formulario OAT-704 para notificar Sentencias finales o parciales.

En desacuerdo con los dictámenes, el 25 de febrero de 2015 la señora Berríos Fernández presentó una moción solicitando determinaciones de hechos adicionales y moción de reconsideración sobre la causal de divorcio y, también sobre alimentos pendente lite. El Tribunal de Primera Instancia atendió las mociones presentadas y las declaró no ha lugar a través del Formulario OAT-082, disponible para la notificación de archivo en autos de la resolución de una moción de reconsideración y, a su vez, en el Formulario OAT-750 para notificar resoluciones y órdenes.

El 5 de mayo de 2015, la señora Berríos Fernández presentó una moción en la cual alegó, entre otras cosas, que las decisiones sobre las mociones de determinaciones de hechos adicionales requieren ser notificadas en el Formulario OAT-687 para notificación de resoluciones de determinaciones de hechos iniciales o adicionales. El Tribunal de Primera Instancia procedió a emitir la Resolución de 12 de mayo de 2015, en la que determinó lo siguiente: Nada que disponer.

El 17 de junio de 20015, la señora Berríos Fernández presentó su apelación ante el Tribunal de Apelaciones. La parte apelante señaló una serie de errores relacionados con la Sentencia de divorcio y de su reclamo para la concesión de alimentos pendente lite.

El señor Vázquez Botet solicitó la desestimación del recurso ante el Tribunal de Apelaciones por falta de jurisdicción. Este alegó que el recurso presentado era tardío porque los términos comenzaron a transcurrir el 6 de abril de 2015 cuando el Tribunal de Primera Instancia notificó su dictamen en el Formulario OAT-082. El señor Vázquez Botet arguyó que esa notificación es suficiente, pues el formulario advierte a las partes de su derecho a ir en alzada.

El Tribunal de Apelaciones desestimó por prematuro el recurso presentado por la señora Berríos Fernández. También ordenó la notificación de los dictámenes sobre las solicitudes de determinaciones de hechos adicionales mediante el Formulario OAT-687 argumentando que el Tribunal de Primera Instancia no dispuso de las mociones de determinaciones de hechos adicionales, ya que no emitió notificación alguna en el Formulario OAT-687.

Inconforme, el señor Vázquez Botet acudió al Tribunal Supremo de Puerto Rico y alegó que la notificación mediante el Formulario OAT-082 es suficiente, porque esta le advierte a la señora Berríos Fernández su derecho a solicitar la revisión o apelación.

por Joel Pizá Batiz

A %d blogueros les gusta esto: