Mar Chiquita designada como reserva natural

mar chiquitaEl gobernador Alejandro García Padilla declaró hoy la zona de Mar Chiquita en el Municipio de Manatí como reserva natural. La orden firmada hoy declara como política pública la preservación, restauración y conservación de la Reserva Natural Mar Chiquita, que pasará a ser administrada por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales o por el Fideicomiso de Conservación y establece que en la región sólo se podrán realizar actividades relacionadas con el ecoturismo y turismo de naturaleza, siempre y cuando las mismas no menoscaben la integridad natural de la zona.

Los terrenos de la playa Mar Chiquita colindan con otros atractivos naturales, culturales y turísticos de gran importancia. Por consiguiente, su designación como reserva natural creará un corredor para unir estos recursos ambientales de la costa norte de Puerto Rico y potenciar su desarrollo para actividades de ecoturismo. A través de esta iniciativa, se persigue prolongar el disfrute de los paisajes por los visitantes que se allegan constantemente a la región, salvaguardando la integridad de los recursos naturales que en ella se encuentran.

Esta designación se da tras detectarse en la zona la presencia de elementos ecológicos de alto valor que requieren protección. La región de Mar Chiquita está compuesta por acantilados, dunas, franjas de bosque, un área de manglar y áreas de pastoreo. Un total de 164 especies de unas 60 familias de flora fueron contabilizadas en los predios. Se encontraron varias especies críticas y en peligro de extinción, protegidas por leyes locales y federales. Además, la región ha sido clasificada como suelo rústico y es parte del Área de Planificación Especial de la Zona Cársica.

El pasado 20 de julio de 2016 se firmó una orden ejecutiva donde se le requirió a la Junta de Planificación (JP) la elaboración de un plan sectorial para la región, a tenor con el Plan de Uso de Terrenos aprobado el 30 de noviembre de 2015. Dicho plan sectorial reúne las prácticas de manejo para reducir el impacto del desarrollo urbano en la región y garantizar la conservación adecuada de sus terrenos, paisajes y ecosistemas. De esta manera, tras completarse las gestiones administrativas necesarias para declarar la reserva natural, se certificó que la Reserva Natural Mar Chiquita cumple con el proceso ambiental y con los requisitos de la Ley sobre Política Pública Ambiental (Ley 416-2014).

A %d blogueros les gusta esto: