Cuestionan legalidad de registros al desnudo a reclusos que quieran reunirse con sus abogados

Una prisión en Pensilvania se vio en la obligación de adoptar el protocolo de registro al desnudo como medida de emergencia para evitar la entrada de marihuana sintética en la institución penal.

Los registros obligatorios comenzaron días después de que 15 empleados de la cárcel enfermaran por sustancias químicas suspendidas en el aire, que se creía era marihuana sintética; y luego de que tuvieron que incluso traer perros K9 del estado para olfatear tanto a reclusos como a empleados en búsqueda de drogas. En ese momento, las autoridades señalaron que los papeles empapados de sustancias químicas se introdujeron de contrabando en la cárcel a través del correo general dirigido a los confinados, camuflados como documentación legal.

Varios abogados de defensa, visitantes de la institución y dos fuentes dentro de la cárcel confirmaron los registros obligatorios al desnudo, señalando que los mismos se realizan justo después de que los reclusos culminan las reuniones con sus abogados y antes de que regresen a sus celdas.

A los reclusos se les exige que se quiten toda la ropa y un oficial de corrección revisa debajo de sus pies y axilas, entre sus nalgas y en el área genital. Los hombres levantan sus testículos y las mujeres deben levantar sus senos para permitir que los oficiales revisen si tienen contrabando.

Además de los registros al desnudo, los abogados deben informar a los funcionarios si tienen materiales legales consigo y si tienen la intención de dejar esos materiales con algún recluso. Después de la visita, se requiere que el oficial correccional que realice el registro revise cualquier papeleo por si tiene contrabando, en particular buscando papel con manchas, que parezca húmedo o seco, o que huela a perfume o algodón de azúcar.

Los presos también deben tener aprobación previa para llevar documentos legales a las visitas de los abogados, reveló el periódico Post Gazette. Sin embargo, tan recientemente como esta semana, a un recluso se le prohibió traer su documentación legal a una reunión con un defensor público, lo que obligó al abogado a solicitar que se postergara su juicio por homicidio.

La nueva política de la institución penal ha llamado la atención de organizaciones pro derechos civiles, entre ellas el Pennsylvania Law Project, cuyo director ejecutivo, Angus Love, ha cuestionado la legalidad del procedimiento.

“No pueden hacer registros al desnudo sin una sospecha razonable. Hacerlo luego de una reunión con abogados es una área gris”, señaló Love.

Generalmente, los tribunales han determinado que las autoridades pueden llevar a cabo registros al desnudo, tanto a individuos como a grupos, cuando hay sospecha razonable de contrabando. En un caso de 2009 en Minnesota, un grupo de convictos fue registrado al desnudo después de que se encontrara una carcasa de teléfono celular en un área común. Los tribunales determinaron que no se violaron los derechos de los reclusos. Los registros al desnudo también son considerados aceptables por los tribunales como medidas de seguridad cuando se trata de transferencias, visitas de contacto o traslados entre áreas de alta seguridad, dijo Love.

Asimismo, el oficial aseguró que no se considera a los abogados como sospechosos de contrabando, por lo que se podría argumentar que no se cumplen los requisitos para que se les realice un registro. Otro asunto preocupante es que al realizar registros solo a los reclusos que reciben visitas de sus abogados, éstos podrían sentirse intimidados por reunirse en persona con sus abogados.

“Los registros al desnudo son muy incómodos. Para los reclusos es un disuasivo de ver a sus abogados”, explicó Love.

Robert Tanenbaum, un psicólogo clínico y forense practicante con oficina cerca de Filadelfia, dijo que las mejores prácticas requieren que los registros al desnudo se realicen con la menor frecuencia posible y solo cuando sea necesario para mantener la seguridad en una institución correccional.

Las personas que se someten a registros al desnudo a menudo expresan sentimientos de vergüenza, humillación y pérdida de dignidad, apuntó.

A %d blogueros les gusta esto: