Demandan a cirujano plástico por no remover suficiente grasa; desestiman demanda por falta de perito

Descargue el documento: Laureano v. Nadal 

La Sra. Gretchen Laureano Quiñones entiende que el Dr. Richard Nadal Carrión, su cirujano plástico, no removió suficiente grasa de su abdomen durante una abdominoplastía. Laureano Quiñones alega también que el médico la abandonó al no realizar otra cirugía de revisión.

La Sra. Gretchen Laureano Quiñones demandó al Dr. Richard Nadal Carrión por impericia médica ante el Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico. La demandante intentó prevalecer por la vía sumaria, incluso llevando su contención de que no había controversia de hechos y que el derecho estaba a su favor, pero falló.

El Dr. Nadal Carrión presentó su propia moción solicitando la desestimación del caso por la vía sumaria. A la vez solicitó mediante una moción in limine la eliminación del perito de la demandante, el Dr. David Leitner.

Según los demandantes, el perito no cumple con las calificaciones para testificar en este caso. El tribunal federal, luego de una vista a esos efectos estuvo de acuerdo y eliminó al perito.

La moción solicitando sentencia sumaria por parte del Dr. Nadal Carrión se basó en que la demandante en un caso de impericia médica necesita el testimonio de un experto. Dicho experto debe estar calificado para formar una opinión, explicar su base, basar su opinión en los estándares aceptados en su campo, y testificar sobre sus hallazgos.

El Tribunal señaló que hay casos, muy pocos, donde la negligencia es tan patente que no requiere testimonio pericial, pero la demandante en este caso no estableció hechos incontrovertidos que demuestren negligencia de manera tan evidente que no haga falta el testimonio de un experto.

por el Lcdo. Cristian González

A %d blogueros les gusta esto: