Proponen incluir como delito el “grooming” en acercamientos sexuales a menores

Visita nuestro Observatorio COVID-19 en Puerto Rico

La gobernadora Wanda Vázquez Garced sometió a la Asamblea Legislativa una medida para enmendar el Código Penal de Puerto Rico y tipificar como delito de manera más específica el llamado “grooming”.

El “grooming” se ha calificado como parte del abuso sexual impropio, que es la conducta de un adulto cuando solicita a un menor, a través de cualquier medio electrónico, que envíe o exhiba fotografías o grabaciones suyas de significación sexual.

La modalidad es un término adoptado para describir la forma en que algunas personas se acercan a niños y jóvenes a través de la tecnología para ganar su confianza, crear lazos emocionales y abusar de ellos sexualmente.

La medida persigue proteger y hacerle justicia a menores que son víctimas de acercamientos sexuales a través de cualquier medio electrónico por parte de personas que buscan perpetrar abusos o acciones sexuales y responsabilizar severamente a los ofensores que le ocasionen daño a menores.

“Estamos otorgando más garras a nuestros funcionarios públicos de ley y orden para que puedan hacerle frente a esta modalidad que sirve como vehículo para acercarse a los menores con el fin de victimizarlos sexualmente. Igualmente, ampliamos su alcance para tipificar como delito el mero hecho de contactar, seducir, persuadir, inducir, atraer, tentar, manipular, coaccionar o convencer a un menor a través de cualquier medio de comunicación telemática, internet, teléfono, redes sociales o para encontrarse con la persona con el fin de incurrir en conducta sexual prohibida por nuestro ordenamiento jurídico”, sostuvo Vázquez Garced.

La primera ejecutiva agregó que Puerto Rico no está del todo huérfano de legislación que atienda el fenómeno del llamado “grooming”.

El artículo 124 del Código Penal dispone que toda persona que, a sabiendas, utilice cualquier medio de comunicación telemática para seducir o convencer a un menor para encontrarse con la persona, con el propósito de incurrir en conducta sexual prohibida, incurrirá en delito grave con pena fija de 8 años.

Con esta enmienda para que se tipifiquen los actos delictivos comprendidos en el Artículo 124 del Código Penal, no será necesario que se de el encuentro con el agresor o que el menor facilite o muestre el material pornográfico.

Bastará para la consumación del delito que se demuestre la conducta intencional del autor de contactar, seducir, persuadir, inducir, atraer, tentar, manipular, coaccionar o convencer al menor a través de cualquier medio de comunicación para lograr el fin señalado. La modalidad nueva incluida tendrá la misma pena de reclusión de 8 años establecida en el artículo 124 del Código Penal.

Además, se establece que, si el ofensor al cometer el delito oculta su identidad o edad, la pena de reclusión será de 12 años.

Recientemente, hubo denuncias de una gran cantidad de mujeres, en su mayoría menores de edad, víctimas de acoso sexual en redes sociales. De estas alarmantes denuncias se desprende que la práctica del “grooming” no es ajena a Puerto Rico.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: