Nuevo plan integrado de recursos de la AEE promueve energía renovable

El Negociado de Energía de la Junta Reglamentadora de Servicio Público de Puerto Rico publicó la resolución final y orden sobre el Plan Integrado de Recursos (PIR) de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

El PIR Modificado establece los recursos necesarios para suplir la demanda energética durante los próximos veinte años, mientras que el Plan de Acción Modificado establece las acciones específicas que la AEE debe tomar durante los primeros cinco años de ese término.

Conoce los detalles del plan que regirá la infraestructura de la Autoridad de Energía Eléctrica por los próximos 5 años

El PIR Modificado y el Plan de Acción Modificado cambian el paradigma actual de generación de energía centralizada a base de combustible fósiles y lo encamina a un modelo de generación a base de recursos renovables, que incluye el desarrollo acelerado de programas de eficiencia energética y respuesta a la demanda, según lo exige la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico.

También se ordena el retiro de la planta generatriz AES, localizada en Guayama, para finales del año 2027 cuando entre en vigor la prohibición de generación de electricidad a base de carbón, según establecido en la Ley 17-2019.

El PIR Modificado ordena el desarrollo agresivo de sistemas de generación renovable, principalmente sistemas de generación fotovoltaica, mientras establece la ruta para el retiro de las unidades generatrices a base de derivados de petróleo, de gas natural y de carbón.

Uno de los elementos principales del Plan de Acción Modificado es el desarrollo de al menos 3,500 MW, hasta un máximo de 3,900 MW, de recursos de generación solar fotovoltaica, así como el desarrollo de al menos 1,360 MW, hasta un máximo de 1,480 MW, de sistemas de baterías a gran escala, para el año 2025.

Al mismo tiempo el Plan de Acción Modificado ordena el retiro dentro de los próximos cinco años de las unidades de vapor de la AEE, incluyendo las unidades localizadas Aguirre, San Juan (con la excepción de las unidades 5 & 6), Palo Seco y Costa Sur.

ACEPTACIÓN Y NEGACIÓN

El negociado aceptó la conversión de las unidades 5 y 6 de la planta generatriz de San Juan para la quema de gas natural.

Sin embargo, ordenó que la extensión del contrato actual de compra de combustible, que expira en 2025, se analice como una opción durante el proceso de evaluación del próximo IRP, en lugar de tratarla como una determinación fija.

El Negociado de Energía aceptó también el contrato de compraventa de energía con la cogeneradora EcoEléctrica y el contrato de compraventa de combustible otorgado con Naturgy, LLC, hasta el año 2032.

Sin embargo, el negociado rechazó la construcción de una planta generatriz de Ciclo Combinado en Palo Seco para el año 2025, así como la construcción de terminales marítimos de gas natural licuado a ser localizados en Mayagüez y Yabucoa.

También rechazó la construcción de dieciocho turbinas de gas para remplazar las unidades existentes de respuesta rápida (peakers).

En su lugar, el negociado ordenó un proceso competitivo abierto a todas las tecnologías disponibles para el remplazo de 81 MW de capacidad de respuesta rápida.

La orden también establece que, como protección a la incertidumbre que pueda existir respecto al desarrollo de los recursos de generación a base de fuentes de energía renovable, el negociado de energía aprobó $5 millones para los estudios preliminares de planificación y permisos relacionados con el desarrollo de generación nueva en el área de Palo Seco.

Respecto al sistema de transmisión y distribución de la AEE, el Negociado de Energía aceptó el concepto de las miniredes presentado por la AEE. Sin embargo, rechazó el diseño de ocho miniredes incluido en el PIR propuesto.

En su lugar, el negociado iniciará un procedimiento de optimización donde analizará inicialmente dos miniredes adyacentes dentro del sistema.

Por último, el Negociado de Energía aprobó la inversión de $2,000 millones en el sistema de transmisión y $911 millones para robustecer el sistema de distribución.

El Negociado de Energía deberá aprobar los proyectos específicos a ser implementados.

PROCESO

El proceso de evaluación del PIR contó con participación ciudadana, según lo dispone la Ley de Transformación y ALIVIO Energético.

El Negociado de Energía aprobó la participación de 18 interventores y tres amigos del foro, provenientes de diversos sectores del mercado energético, incluyendo productores de energía renovable, grupos ambientales y comunitarios, grupos defensores de los consumidores y representantes de las plantas cogeneradoras.

Se celebraron cinco vistas públicas alrededor de la isla, en San Juan, Arecibo, Mayagüez, Ponce y Humacao.

Finalmente, el negociado celebró una vista técnica en febrero que duró cinco días.

El personal del negociado y los representantes de los interventores tuvieron la oportunidad de cuestionar los testigos de la AEE en relación con el contenido del PIR propuesto.

La Ley de Transformación y ALIVIO Energético define el PIR como “un plan que consider[a] todos los recursos razonables para satisfacer la demanda de los servicios eléctricos durante un período de 20 años, incluyendo aquellos relacionados a la oferta energética, ya sean los recursos existentes, tradicionales y/o nuevos, y aquellos relacionados a la demanda energética, tales como conservación y eficiencia energética, respuesta a la demanda o ‘demand response’, y la generación localizada por parte del cliente”.

El Reglamento 9021 define el plan de acción como un plan que detalla las acciones específicas que la AEE realizará durante los primeros cinco años del periodo de planificación para implementar el PIR.

¿Aún no estás suscrito(a) a Microjuris? Hazlo aquí. ¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

A %d blogueros les gusta esto: