NOTICIAS

Scarlett Johansson transigió su demanda con Disney

La batalla por los lanzamientos simultáneos en los servicios de streaming, sin duda, acaba de comenzar.

Por Christian J. Ríos Vélez

Ha llegado a su conclusión la batalla legal que causó controversia en Hollywood.

Disney y Scarlett Johansson resolvieron la demanda que puso patas arriba a Hollywood desde que se presentó por primera vez en julio, esto de acuerdo a información de The Hollywood Reporter. Los términos no fueron revelados.

La demanda fue por incumplimiento de contrato. El detalle fue que, por la pandemia del COVID-19, Disney decidió estrenar la película Black Widow simultáneamente en los cines y en su canal de streaming, Disney+.

Johansson alegó que la decisión afectó su salario.

“Estoy muy contento de haber podido llegar a un acuerdo mutuo con Scarlett Johansson con respecto a Black Widow”, dijo Alan Bergman, presidente de contenido de Disney Studios.

Ambas partes discutieron posibles colaboraciones futuras, particularmente en una película basada en la atracción del parque temático Tower of Terror, que Johansson ha estado desarrollando con el estudio.

Más sobre la demanda

En julio, Johansson había demandado a Disney en la Corte Superior del Condado de Los Ángeles por lanzar su película de Marvel «Black Widow» ese mes simultáneamente en los cines y en Disney+, donde se podía comprar por $30.

La actriz alegó que el cambio violó su contrato al limitar potencialmente la venta de entradas, privándola de las bonificaciones máximas de los ingresos teatrales que pueden llegar entre los $30 a $40 millones, creando una controversia que no suele ser común entre un estudio y una de sus principales estrellas enfrentándose en público.

Las consecuencias de esta demanda desencadenaron un efecto en las negociaciones con los hermanos Anthony Russo y Joe Russo, directores de algunas de las películas más exitosas del MCU, quienes estaban preocupados por cómo se lanzarían las películas futuras y cómo ganarían dinero.

Se dice que el jefe de Marvel, Kevin Feige, no estaba a gusto con la demanda.

La demanda de Johansson también se ha convertido en una especie de punto de inflexión en la discusión en curso sobre si las películas deben tener una ventana de estreno exclusiva en cines en la era COVID-19.

La pandemia global ha tenido un gran impacto en el negocio del cine, deprimiendo las ganancias en todos los ámbitos y obligando a los estudios a tomar decisiones difíciles en todos los ámbitos. La demanda de Johansson forzó un enfrentamiento que ya se había gestado entre estudios y actores.

Disney ha regresado a una ventana en cines de 45 días con películas como Shang-Chi y La leyenda de los Diez Anillos, pero ha sido franca sobre sus intenciones de estrenar sus películas como les plazca.

Esta demanda ha llegado a su fin, pero la batalla por los lanzamientos simultáneos en los servicios de streaming, sin duda acaba de comenzar.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: