NOTICIAS

Templo satánico reclama libertad religiosa para abortos en Texas

Solicitaron a la FDA medicamentos relacionados a procesos abortivos.

Por Daniel Rivera Vargas

Un potencial reto a la nueva y controversial ley de aborto de Texas conocida como SB-8 se asoma con dos características muy particulares: alega que el estatuto atenta contra la libertad de religión y el grupo que lo reclama es un templo satánico.

El Templo Satánico informó el mes pasado que está dispuesto a ayudar a los ciudadanos a oponerse a la SB-8, como parte de un intento de desarrollar nuevas estrategias para la defensa de los derechos reproductivos. Según se desprende de su portal, el tercero de los siete principios de este culto es que «el cuerpo de uno es inviolable, sujeto únicamente a la propia voluntad«.

¿Necesitas cumplir con tus créditos de Educación Jurídica Continua? Hazlo en nuestra sección de cursos en línea.

La ley SB-8 limita el aborto desde que se percibe el latido de un corazón, lo que puede ocurrir desde la sexta semana.

Como mecanismo inusual, el estado no es directamente el que fiscaliza el incumplimientos al estatuto, sino que lo delega en ciudadanos privados que tienen que presentar un caso contra la persona que se realiza el aborto, y esta persona recibirá al menos $10 mil, lo que ha sido visto por opositores del estatuto como una forma de crear bountyhunters o caza recompensas. La ley no ha sido atendida en su totalidad por el Tribunal Supremo de Estados Unidos, pero la corte permitió que la ley entrara en vigor este mes, a pesar de férreas posturas de juezas y jueces disidentes.

Te puede interesar: “En Texas, Roe v. Wade no tiene ninguna fuerza”

El grupo satánico, que en agosto anunció un ritual satánico de aborto, pretende usar las disposiciones de la Ley de Libertad Religiosa (RFRA, por sus siglas en inglés) del estado de Texas para proteger judicialmente a quienes quieran practicarse un aborto al palio de su ritual religioso de aborto.

El portal también informa que están haciendo un reclamo ante la Administración Federal de Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) para acceder a medicamentos relacionados a procesos abortivos, amparados en que se trata de una creencia religiosa.

Te puede interesar: Anticipan victoria del derecho al aborto en Supremo federal

«Las religiones tienen privilegios especiales bajo la Primera Enmienda y la RFRA. El Templo Satánico está utilizando estos privilegios para proteger nuestra creencia religiosa en la autonomía corporal. Estamos llevando nuestra lucha al siguiente nivel», plantea el grupo.

El portal también acepta donaciones para financiar la batalla legal que anticipan. Los donantes pueden regalar la cantidad que quieran, pero entre las opciones prefijas en el portal se encuentra que usted puede donar $66 o $666.

El 666 es un número asociado a la bestia en el último libro de la Biblia, específicamente Apocalipsis 13:18.

Aunque ya el grupo llevó sin éxito un pleito previo contra el SB-8, Mayte Bayolo, abogada de derechos civiles, indicó a Microjuris que en esta etapa del proceso, no hay un caso radicado, pero ciertamente están abriendo la puerta a ser parte de un pleito futuro nuevo en contra de SB-8.

Bayolo explicó que el reclamo a FDA por parte del Templo Satánico evoca al reclamo de las comunidades nativoamericanas, que solicitan exenciones a disposiciones federales en aras de fomentar sus creencias indígenas.

La abogada explicó que ese argumento no siempre prospera, como cuando unos nativos americanos fueron despedidos de sus trabajos por dar positivo a sustancias controladas, y alegaron que el consumo de peyote era parte de su religión. El tribunal evaluó el reclamo y determinó que no era un argumento realmente religioso.

Ciertamente, dijo Bayolo, el argumento religioso del Templo Satánico coloca a los jueces en una situación poco común, incluso si el caso en un futuro regresara ante el Supremo.

«Va a ser interesante ver a los jueces que abogan por la libertad religiosa por encima de muchos, como (Brett) Kavanaugh, (Samuel) Alito, (Clarence) Thomas, (Neil) Gorsuch. Va a ser interesante ver si aplican el test de siempre. Lo bueno de la jurisprudencia es que nos da una idea de cómo se van a decidir las cosas. Se supone que haya coherencia judicial para crear estabilidad judicial. Los jueces van a evaluar si es una reclamación religiosa real, que no sea un subterfugio (como el caso del peyote)», explicó la abogada.

Este no es, necesariamente, el caso que se intentará usar para derogar el derecho al aborto que se estableció en Roe v. Wade, sostuvo Bayolo, por ser muy radical en áreas como delegarle a entes privados, y no al gobierno, los reclamos contra quienes practiquen el aborto.

¿Ya te suscribiste a Microjuris?
A %d blogueros les gusta esto: