NOTICIAS

Boston interviene en demanda de fiscal federal contra la fiscalía

El demandante fue jefe de la división apelativa de la fiscalía federal en Puerto Rico, pero perdió su posición en 2016 y lo restituyeron a la posición de abogado de línea.

Por: Daniel Rivera Vargas

En la más reciente secuela de una serie de demandas de fiscales federales contra el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito, en Boston, revocó parcialmente a un juez federal en una determinación de honorarios de abogados.

En este caso, el demandante es Nelson José Pérez Sosa, quien por casi 20 años fue jefe de la división apelativa de la fiscalía federal en Puerto Rico, pero  perdió su posición en 2016 y lo restituyeron a la posición de abogado de línea luego de que, según alegó en el caso, testificara a favor de los fiscales Carmen Márquez-Marín y Francisco Reyes-Caparrós en sus respectivas demandas por discrimen o conducta impropia desde la fiscalía federal en Puerto Rico.

Márquez-Marín y Reyes-Caparrós ganaron sus demandas contra la fiscalía, aunque la fiscal tiene una segunda demanda aún pendiente a resolver.

Después de tres años, Pérez Sosa transó la demanda por $450,000 más «honorarios razonables de abogados», y lo único que quedó pendiente para resolver por parte del juez asignado al caso, William Smith, de Rhode Island, pero designado para atender este caso, era precisamente esa cuantía.

Pérez Sosa reclamó honorarios ascendentes a $386,043.75. a razón de $325 la hora por cerca de 1,200 horas trabajadas, pero la fiscalía federal se opuso y el juez rebajó la cuantía a $275 por trabajo legal «core» y $165 por trabajo legal «non core», incluyendo viajes, eliminó el tiempo invertido en las conversaciones transaccionales y luego aplicó un corte general de 25% por lo que entendió era «facturación inflada».

La decisión emitida el pasado viernes por el panel de Boston compuesto por los jueces David J. Barron, Bruce M. Selya y Kermit V. Lipez evaluó siete determinaciones judiciales bajo la alegación de que hubo un «abuso de discreción» por parte del juez y de que «no se compensó razonablemente» por el trabajo legal.

Tras explicar que el Tribunal Supremo de Estados Unidos ha hecho observaciones sobre el concepto de honorarios, y que se sugiere usar el llamado método lodestar, Boston elogió en términos generales el trabajo del juez Smith, pero determinó que en dos de las siete determinaciones del juez deben volver a ser examinadas por el juez.

Según Boston, cuando el juez Smith reevalúe el caso debe aumentar la compensación de la defensa de Pérez Sosa, representada por Judith Berkan, para sumarle horas por las negociaciones transaccionales y en conexión con otros casos, que en este pleito aludía a las demandas de los fiscales Márquez y Reyes.

«El juez de distrito presidió sobre este contencioso litigio con gran celo y cuidado por más de tres años… por la mayor parte (del tiempo), el juez hábilmente recorrió un camino rocoso, pero tropezó en estos dos puntos», dijo Boston.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!