NOTICIAS

Evalúan designaciones al Tribunal de Apelaciones y de Primera Instancia

Los nominados tuvieron la oportunidad de responder preguntas desde su punto de vista sobre la separación de poderes en las tres ramas de gobierno, la carrera judicial hasta el uso de la tecnología en el sistema judicial actual.

La Comisión Nombramientos que dirige el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, evaluó el pasado viernes, 28 de enero de 2022, las designaciones de jueces para el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal de Primera Instancia, donde los nominados tuvieron la oportunidad de responder preguntas desde su punto de vista sobre la separación de poderes en las tres ramas de gobierno, la carrera judicial hasta el uso de la tecnología en el sistema judicial actual.

Durante la audiencia, se consideraron los nombramientos del juez Ricardo G. Marrero Guerrero para un ascenso como Juez del Tribunal de Apelaciones; la jueza Camille Rivera Pérez para un ascenso como Juez del Tribunal de Apelaciones; el licenciado Roberto Juan Capestany Quiñones como Juez Municipal del Tribunal de Primera Instancia y la licenciada Vanessa Z. Rozo Ortega como Jueza Municipal del Tribunal de Primera Instancia.

“Las llamadas y comentarios que hemos recibido de ambas nominaciones han sido positivos. A veces aquí se trabajan en nominaciones difíciles por distintas situaciones y empiezan las llamadas a favor y en contra, pero en el caso de ustedes en la Comisión de Nombramientos ha sido bien favorable trabajar con la evaluación de ustedes”, sostuvo Dalmau Santiago.

El Presidente del Senado cuestionó a ambos deponentes sobre cómo visualizan la separación de poderes en el ámbito de un gobierno compartido.  La jueza Rivera Pérez respondió que “nuestro sistema republicano de tres ramas de gobierno, cada uno debe cumplir con su deber”. Señaló que cuando existe un gobierno compartido hay que tener mucha comunicación y camaradería. En la misma línea, el juez Marrero respondió que “nuestro sistema republicano de gobierno se complementa”. Añadió que cada ámbito de responsabilidad tiene que ser respetado y reconocido con la madurez necesaria de que sirven un bien mayor que es a la ciudadanía.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Asimismo, el líder senatorial preguntó a ambos si creen que en un futuro la figura del juez pueda ser sustituida por la tecnología de inteligencia artificial. Rivera respondió que “la tecnología llegó para quedarse, es un tema que en el consejo asesor se dialoga constantemente. Es una herramienta para ayudar para la adjudicación de las controversias”. No obstante, dijo que aunque la tecnología es un instrumento de ayuda a la función del juez, nunca va a sustituir la sensibilidad y objetividad que tiene el juez para adjudicar la justicia.

En iguales términos, Marrero indicó que ya hay países donde se han desarrollado algoritmos que emiten una determinación. “La tecnología ya está presente en el ámbito judicial, sin embargo entiendo que hace falta la persona humana porque traemos una sensibilidad y entendimiento que ninguna máquina va a poder determinar a un hecho en particular.

También, Dalmau cuestionó a los designados sobre la reciente controversia en el tribunal en términos de las fuentes periodísticas. Los designados indicaron que por estar en función como jueces no pueden opinar sobre la misma porque es un caso que actualmente está ‘subjudice’. Entendieron que no sería propio hacer un juicio valorativo en este momento.

En su turno, el senador novoprogresista, William Villafañe expresó sobre los nominados que “pocas veces tenemos la oportunidad de tener nominaciones con experiencias encomiables para ascender en la Judicatura y esto se suma porque han tenido la oportunidad de presidir salas en los foros primarios y mientras presiden esas salas, toman  sus determinaciones, y quedan expuestos a su vez, a los foros apelativos y ahora dan ese paso con la experiencia obtenida”.

La jueza Rivera Pérez tiene como experiencia profesional en el campo del derecho haber sido Oficial Jurídico II del Tribunal de Apelaciones de Puerto Rico, asesora legal y posterior directora ejecutiva para la Comisión de Gobierno, Asuntos Federales y del Veterano, de la Cámara de Representantes; jueza superior y asignada a la Región Judicial de Fajardo; Jueza Administradora Auxiliar del Tribunal de Primera Instancia de Vieques, Jueza Sub-Administradora Regional y Jueza Coordinadora de las Salas de Relaciones de Familia y Menores, así como de lo Criminal en otra instancia, así como Jueza Administradora Regional.

Por su parte, el juez Marrero ha laborado como Abogado I en el Área de Asesoramiento Jurídico de la Oficina de Ética Gubernamental de Puerto Rico; Abogado II, Ayudante del Director y Asesor Legal del Director Ejecutivo de la referida Agencia. En el 2007 juramentó como Juez Municipal. Tras un periodo de un año asignado en la Región Judicial de Utuado, Salas Municipales de Lares y Utuado, en agosto de 2008 comenzó a ejercer la función judicial en la Unidad de Investigaciones del Centro Judicial de San Juan, donde se  desempeñó hasta julio de 2013, cuando fue nominado en ascenso al cargo de Juez Superior.

Por otro lado, también fue evaluada la licenciada Vanessa Z. Rozo Ortega como Jueza Municipal del Tribunal de Primera Instancia. Rozo mencionó que, en el año 2014, empezó a trabajar como Oficial Jurídico en el Panel Central de Investigaciones Jurídicas del Tribunal Supremo de Puerto Rico. Igualmente, fue evaluado en la vista, el licenciado Roberto Juan Capestany Quiñones como Juez Municipal del Tribunal de Primera Instancia, quien fue alguacil en el tribunal y luego de estudiar y graduarse de derecho, desde el 2019 labora en la Oficina de  Servicios Legales.

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!