NOTICIAS

¿Por qué demandaron a Dua Lipa?

El Lcdo. Alexiomar Rodríguez comparte su análisis con Microjuris sobre este tema.

Por  Lcdo. Alexiomar Rodríguez

La cantidad de reclamaciones por violación de copyright ha aumentado drásticamente en los últimos años. En esta ocasión la cantante en apuro es Dua Lipa y su éxito mundial «Levitating».

¿Cómo funciona la industria musical?

El pasado 1 de marzo de 2022, los miembros de la banda de música reggae Artikal Sound System demandaron a Dua Lipa, su disquera, Warner Records, Inc., y los demás co-compositores de la canción «Levitating» en el Tribunal de Distrito Federal de Los Ángeles por alegada infracción de copyright a su canción «Live your life».

Apenas tres días después, el 4 de marzo, los compositores L. Russell Brown y Sany Linzer presentaron su propia reclamación ante el Tribunal de Distrito Federal de Nueva York por alegada infracción de copyright a sus canciones «Don Diablo» (Miguel Bosé) y «Wiggle and Giggle All Night» (Cory Daye).

¿Cuál es el estándar para probar violación de copyright?

Para establecer que se configuró una infracción de copyright, el demandante debe probar dos elementos: (1) que posee un derecho de autor válido, y (2) que el demandado copió “elementos constitutivos de la obra que son originales”.

El demandante tiene dos alternativas a la hora de probar infracción por copyright: evidencia directa o circunstancial. Primero, el demandante necesita presentar prueba que evidencie de forma directa que el demandado realmente copió su trabajo. Este es el ejemplo clásico de cuando el vecino piratea una película, el primo sube la película completa de Spider-Man a YouTube, etc.

La segunda alternativa es probar que (1) el demandado tuvo “acceso” a la obra (ej. la escuchó), y (2) las obras en cuestión son sustancialmente similares. Para probar “similitud sustancial” hay dos test: extrínseco e intrínseco.

Se cumple con el estándar intrínseco cuando existe una “similitud de expresión” entre las obras desde el punto de vista de un “observador ordinario razonable”. De otra parte, el estándar extrínseco es objetivo y requiere comparar los “elementos constitutivos” de las obras en cuestión para evaluar si existe una similitud sustancial en términos de los elementos protegidos en la obra del demandante.

Es decir, si la similitud entre la canción del demandante y la del demandado no se basa en elementos «protegidos», entonces –como regla general– no se cumple con el estándar extrínseco y no existe una «similitud sustancial» entre las obras.

La protección de copyright aplica solamente a las obras que contienen una expresión original. Una obra se considera original cuando alguien la crea de manera independiente (sin copiarse) y que posee al menos un grado mínimo de creatividad.

En el caso de la música, el copyright no protege “elementos musicales comunes o trillados, o elementos comunes que están firmemente arraigados en la tradición del género” porque “estos componentes básicos pertenecen al dominio público y no pueden ser apropiados exclusivamente por ningún autor en particular”.

En resumen, además de probar que el demandando se copió (asunto difícil), la copia debe ser de elementos constitutivos originales de esa obra.

Ejemplos de casos recientes

Un ejemplo importante y revelador de cómo el Noveno Circuito aplica el análisis anterior a casos como el de Dua Lipa es el caso reciente de Marcus Gray vs Katy Perry.

Aunque el jurado concluyó que los ostinatos o repeticiones de las canciones «Dark Horse» y «Joyful Noise» eran similares, el Tribunal Federal de Apelaciones para el Noveno Circuito concluyó que «los ostinatos en cuestión consistían enteramente en elementos musicales comunes, y las similitudes entre ellos no surgieron de una combinación original de estos elementos».

Otro ejemplo reciente viene del Reino Unido y es el caso de Sami Chokri vs. Ed Sheeran, donde el demandante alegó que la canción «Shape of You» violaba los derechos sobre su canción «Oh Why». En ese caso, el juez se refirió a las «similitudes entre la frase de un compás» en las dos canciones como «solo un punto de partida para una posible infracción».

Todo sobre contratos musicales: Split sheets, acuerdos de publishing y más

El Juez explicó que “el uso de las primeras cuatro notas de la escala pentatónica menor ascendente para la melodía es tan corto, simple, ordinario y obvio en el contexto del resto de la canción que no es creíble que Ed Sheeran haya buscado inspiración en otras canciones para inventarlo”. Por lo tanto, Ed Sheeran prevaleció.

¿Qué va a pasar con Dua Lipa?

En este caso, Dua Lipa tiene dos reclamaciones muy similares.

Primero, la demanda de Artikal Sound System se limita a alegar que ellos lanzaron su canción «Live your life» en 2017 –antes que «Levitating»– y como ambas canciones son “sustancialmente similares” es poco probable que «Levitating» se creó independientemente de «Live your life».

Mi opinión es que este caso tendrá un final igual o similar al caso de Katy Perry, ya que se presentó en el Noveno Circuito y las alegaciones son parecidas. Artikal Sound System no alegó infracción directa, por lo que se irán por evidencia circunstancial. En cuyo caso, los demandantes se tendrán que preparar para cumplir con el estándar de “similitud sustancial” extrínseca e intrínseca. Aquí pienso que prevalecerá Dua Lipa.

Segundo, la demanda de L. Russell Brown y Sany Linzer es similar a la primera, con la diferencia de que es mucho más específica. En la demanda se alega particularmente que la melodía principal y característica de «Levitating» es un duplicado directo de la melodía de apertura de «Wiggle and Giggle All Night» y «Don Diablo». Por lo que las tres canciones tienen la misma melodía. Además, los demandantes señalaron que profesionales y fans notaron una similitud entre las tres canciones, y que Dua Lipa admitió en las redes sociales que ella «buscó influencias de eras pasadas a propósito para el álbum Future Nostalgia».

El Segundo Circuito tiene un estándar parecido al Noveno, por lo que el análisis es similar. La diferencia principal aquí es que los demandantes, L. Russell Brown y Sany Linzer, alegan que observadores ordinarios –los fans– se dieron cuenta de la similitud. Esto abre la puerta a que los demandantes cumplan con el estándar intrínseco, estrategia que Artikal Sound System no incluyó en su demanda.

En conclusión, la decisión en ambos escenarios dependerá de si “lo que alegadamente se copió” está o no protegido por copyright. Si los tribunales deciden que la melodía en cuestión es un principio musical básico, Dua Lupa seguirá  «Levitating».

En estos días donde más necesitas tus recursos de investigación y monitoreo legal, haz de Microjuris tu herramienta principal. ¡Suscríbete hoy al servicio (adiestramiento incluido)!