NOTICIAS

Reflexión sobre caso Vaello-Madero: «El imperio es uno, no tiene izquierda ni derecha»

Hiram Meléndez Juarbe, junto a un grupo de estudiantes del proyecto Pro Bono Amicus Justitiae, de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR), presentó un recurso de Amicus Curiae ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso United States v. Vaello-Madero.

Nota de la editora: ¿quieres estar al día con lo que sucede en los tribunales de Puerto Rico? Te invitamos a registrarte en nuestro boletín.

Por Daniel Rivera Vargas

La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso Vaello-Madero, que dejó desprovisto a miles de puertorriqueños de miles de dólares anuales en ayudas federales, es cónsona con la óptica establecida de los poderes plenarios del Congreso sobre territorios como Puerto Rico, dijo el profesor de derecho constitucional, Hiram Meléndez Juarbe.

Lee el documento aquí

Meléndez Juarbe, junto a un grupo de estudiantes del proyecto Pro Bono Amicus Justitiae, de la  Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico (UPR), presentó un recurso de Amicus Curiae ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso United States v. Vaello-Madero.

“Ciertamente, estamos decepcionados con el resultado del caso, aunque no estamos sorprendidos porque uno conoce también cuán arraigado está la doctrina de los casos insulares, de los poderes plenarios del Congreso sobre los territorios, y en ese contexto sabemos que es cuesta arriba convencer al tribunal de que mirara con escepticismo ese ejercicio de poderes con respecto a los territorios. Sabíamos que con eso era lo que estábamos bregando”, dijo Meléndez Juarbe, profesor de la Escuela de Derecho de la UPR.

El caso de Vaello-Madero cuestionaba que los residentes de Puerto Rico no cualifican para el Seguro Social Complementario (SSI, por sus siglas en inglés), que según datos ofrecidos en el caso federal hubiese representado que unas 300,000 de los sectores más vulnerables del país recibieran unos $500 mensuales, en sustitución del programa actual que ayuda a muchas menos personas y con menos de $100 mensuales.

verano cursos

Se trató de una decisión 8-1, en la que solo la jueza puertorriqueña Sonia Sotomayor votó en contra.

“No me sorprende (que la decisión haya sido 8-1). El imperio es uno, no tiene izquierda ni derecha. Desde el punto de vista de la metrópoli, no sorprende que los jueces y juezas en general conciban sin ningún problema la facultad de Estados Unidos de manejar sus territorios como propiedades”, dijo el profesor Meléndez Juarbe.

Los estudiantes enfocaron su escrito en Vaello al presentar el cuadro general de la situación en Puerto Rico, dijo el profesor.

Aunque los jueces conozcan la situación territorial, ellos proveyeron los números de temas como la migración, la pobreza, el cuadro general, para que, en un debate sobre igual protección de las leyes, en el que se estaba planteando que la exclusión era irracional, “pues tener esta información es sumamente relevante, porque el impacto dispar para los puertorriqueños en situaciones de pobreza, de desastres naturales, subraya la irracionalidad de la exclusión para una población vulnerable”.

También los estudiantes trabajaron un escrito similar para Martínez Pena, el caso ante el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito, en Boston, en el que un grupo de ciudadanos reclaman acceso a programas como SSI y otros. Meléndez Juarbe no se quiso aventurar a especular qué pasará con ese reclamo luego de Vaello Madero porque dijo que hay variedad de situaciones en las que el Congreso distingue entre Puerto Rico y los estados.

Tras Vaello Madero parece claro que la vía judicial no es la forma para atender el problema de desigualdad en la isla, sostuvo. “Son asuntos que se deben trabajar a través de la vía política, que es más fácil decirlo que hacerlo, más con el déficit de representación democrática que tienen los puertorriqueños en el Congreso de Estados Unidos”, dijo.

El proyecto Pro Bono Amicus Justitiae de la UPR está compuesto de estudiantes de Derecho bajo la dirección del profesor adjunto Luis Pellot y de Meléndez Juarbe, que busca promover la justicia social con un enfoque de dignidad humana. “Lo que quisimos hacer es presentar al tribunal, además de argumentos a favor de las posturas que levantamos, proveer información, contexto, porque a veces los tribunales no tienen toda la información a la mano y dependen de amigos de la corte para que tengan el contexto completo”, dijo el profesor.

“Como educador, (estoy) muy satisfecho por el trabajo de los estudiantes y las estudiantes, tú quieres contribuir en una situación para ayudar a las personas, pero también lo hacemos para que ese grupo de estudiantes tenga una experiencia sustancial práctica, donde puedan desarrollar sus destrezas de argumentación, de investigación”, agregó.

¿Te interesó esta noticia? Considera una suscripción a Microjuris.