NOTICIAS

Juristas elogian nombramientos a la judicatura federal de Joe Biden

Fernando Moreno Orama, decano de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica, el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana, Julio Fontanet, Yanira Reyes, profesora de Derecho de la Universidad Interamericana, la expresidenta del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Ana Irma Rivera Lassén y el Lcdo. Luis Dávila-Pernas, "national committeeman" del Partido Demócrata en Puerto Rico, conversaron con Microjuris sobre el tema.

Por Daniel Rivera Vargas

La nominación hecha esta semana por parte del presidente Joe Biden de tres juristas puertorriqueñas como nuevas juezas del Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico fue recibida con beneplácito por decanos, profesores y juristas.

Presidente nominará a tres mujeres para ocupar vacantes en el Tribunal federal

Esta semana la Casa Blanca anunció la nominación de la hoy magistrado Camille Vélez-Rivé, a la jueza del Tribunal de Apelaciones de Puerto Rico, Gina Méndez Miró y a la actual secretaria del Tribunal federal en la isla, Maria del R. Antongiorgi Jordan, para ocupar las vacantes actuales de puestos de jueces.

Las vacantes se fueron forjando desde febrero del año pasado, primero con el retiro de Carmen Consuelo Vargas, luego con el ascenso al Tribunal federal de Apelaciones de Gustavo Gelpí y finalmente cuando Francisco Besosa solicitó estatus de juez senior.

De ser confirmadas las tres por el Congreso, la mayoría de los jueces activos del Tribunal federal para el Distrito de Puerto Rico serían mujeres, esto en un foro centenario en el que previamente solo tres mujeres habían ocupado esos cargos, Carmen Consuelo Vargas, Aida Delgado Colón y Silvia Carreño.

Además, representaría que el Tribunal federal en la isla tendría su primera jueza abiertamente integrante de la comunidad LBGTTQI+, esto en la persona de la jueza Méndez Miró, quien es esposa de la jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz Rodríguez.

Elige lo que te conviene - cursos

Para Fernando Moreno Orama, decano de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, los nombramientos ocurren luego que los jueces federales habían hecho el reclamo de que llenaran para que el tribunal opere con todas sus sillas y no se retrasen los casos y el calendario judicial.

“Es importante reseñar, recalcar, que son tres mujeres y esto demuestra también el protagonismo que están teniendo las mujeres en la profesión legal en Puerto Rico. Ya en las escuelas llevamos bastantes añitos graduando en su mayoría, pero las estadísticas aún dicen que los hombres están un poco más adelante (numéricamente), pero eso es una cosa generacional y eso va a cambiar”, dijo Moreno.

“Espero que sean confirmadas por el Senado (federal) y se puedan integrar prontamente a sus sillas en el estrado federal, y es también importante que son puertorriqueñas, cualquier día pueden nombran a un americano a ese cargo en Puerto Rico. Son nombramientos, título tres (de la Constitución de Estados Unidos), muy competidos”, sostuvo Moreno Orama.

Mientras, para el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamerican de Puerto Rico, Julio Fontanet Maldonado, se trata de “tres excelentes nombramientos”.

“A las tres las conozco personal y profesionalmente. Son mujeres muy serias, con gran temperamento judicial y con ciertamente con una gran capacidad intelectual. De ser confirmadas las tres, no tengo duda que el tribunal federal va a ser un mejor tribunal en la medida que las tres compañeras aportan un gran grado de diversidad y eso es importante al momento de impartir justicia. Debo decir también que las otras personas que fueron consideradas, según se ha hecho público eran también personas con las cualidades para ser consideradas, me refiero a (Verónica) Ferraiouli, (Mayté) Bayolo, (Roberto) Prats, hubiera sido excelentes nombramientos”, sostuvo el decano y expresidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico.

El reto en esta etapa va a ser uno procesal, advirtió Fontanet Maldonado. “Es muy probable que la composición del Senado de (Estados Unidos) cambie este año, los procesos de confirmación tardan meses, es importante que los procesos ocurran lo más expeditamente posible, claro dando el espacio para que las personas se expresen en vistas públicas, pero es importante que sean confirmadas antes de las elecciones congresionales de noviembre”, dijo.

Lo ideal sería que el proceso no se politice entre los bandos demócratas y republicanos, dijo Fontanet Maldonado, quien anticipó que dada la proximidad de las elecciones, todos los aspectos pertinentes de los candidatos serán evaluados y lo deseable sería que se centraran en los méritos, cualidades y actitudes “de estas tres excelentes abogadas”.

“Uno de los aspectos que fortalece la candidatura de las tres compañeras abogadas es que ellas están inmersas en el sistema judicial, dos en el sistema federal y una en el sistema judicial de Puerto Rico, y eso abona a las fortalezas que tienen… entiendo que a los senadores republicanos se les hará muy difícil votar en contra de estos tres nombramientos. Históricamente, los jueces nombrados con experiencia judicial es un valor agregado al considerar nombramientos”, mencionó.

Mientras, Yanira Reyes Gil, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, reconoció la importancia del avance que implica estos nombramientos en término de representación, pero mencionó que sería deseable que también contribuyan con su proceder a la sensibilidad a los asuntos de las mujeres y al avance de la perspectiva de género.

“A mí me parece bien importante que tanto en la judicatura como en todas las ramas de gobierno haya mayor representación de las mujeres ocupando esos espacios. Hemos visto que el camino, el proceso, ha sido lento, de tener tribunales y otras ramas con un sentido paritario, de representación igualitaria de mujeres. En los tribunales en Puerto Rico eso ha sido, se ha logrado mejorar, pero en el tribunal federal ciertamente faltaba ese elemento de representatividad”, sostuvo.

“La representación en los espacios públicos es esencial en el acceso a la justicia, pero no es lo único. Hay que ver que esas mujeres aportan, no solo para que demuestren que son espacios representativos, sino que establecen como elementos de juicio, como teoría representatividad, como sensibilidad, los asuntos de las mujeres. Es una esperanza, pero también una exhortación para que en todos los espacios, no solo en la judicatura, se atiendan los asuntos de las mujeres como un asunto de perspectiva de género. Ya hemos avanzado, la jueza presidenta Maite Oronoz lo ha dicho en varias opiniones, de que se asuma la perspectiva de género en la toma de decisiones para el acceso a la justicia, para trabajar con la situación de las mujeres, de la violencia y erradicar la desigualdad por razones de género”, afirmó.

Mientras, la expresidenta del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, Ana Irma Rivera Lassén, elogió las nominaciones.

«Me gusta mucho que el presidente Biden haya decidido visibilizar las mujeres con sus nominaciones y que las tres tienen la capacidad para ocupar el puesto», afirmó Rivera Lassén.

Indicó que conoce a Méndez Miró y que entiende que tiene mucho que aportar desde su experiencia profesional, incluyendo sus años en la judicatura estatal. Sobre Vélez Rivé y Antongiorgi dijo que ambas provienen de otras esferas del sistema judicial federal por lo que la nominación «es como una promoción».

Rivera Lassén, actualmente senadora, reconoció como importante que Biden resalte que una de las nominadas integrante de la comunidad LGBTTIQ+, esto en relación a Méndez Miró.

También, expresó su anhelo que las juezas puedan quitarle la venda a la justicia para procurar la equidad.

«Que se conviertan en tres juezas con la empatía necesaria para entender las necesidades desde la equidad» para las comunidades vulnerables y necesitadas, agregó.

Mientras, el abogado y national committeeman del Partido Demócrata en Puerto Rico, Luis Dávila-Pernas, expresó sentirse orgulloso por el nombramiento de «tres distinguidas colegas de la profesión, todas mujeres, y las tres con amplia experiencia en la judicatura».

«Con estas designaciones, la Administración Biden envía un mensaje contundente en cuanto a mayor diversidad e inclusión en el foro federal. No me cabe duda que serán confirmadas por el Senado de los Estados Unidos», expresó.

Agregó que espera que la entrada de estas nuevas juezas ayude a aliviar la abultada carga de casos que otros jueces pudieran tener y que contribuya a la agilidad de los procesos. «El norte debe ser impartir justicia rápida y salvaguardar el debido proceso de ley de los acusados y las partes con interés», señaló el letrado.

Recordó que con las designaciones de estas tres profesionales del derecho «también abre un debate interesante sobre quién podría ocupar las vacantes federales de Magistrada, Secretaria del Tribunal y, en el caso de la juez Mendez Miró, el Tribunal de Apelaciones de Puerto Rico»

Banner tu opción local más completa suscripción 15% descuento