NOTICIAS

Abogada destaca importancia de medida federal que protege el matrimonio igualitario

La medida ahora pasa a la firma del presidente estadounidense Joe Biden, quien apoya el estatuto.

Por Daniel Rivera Vargas

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó con apoyo bipartita el «Respect for Marriage Act», o la Ley para Respeto al Matrimonio, lo que para la abogada puertorriqueña defensora de derechos civiles, Mayte Bayolo, es un gran triunfo y un ejemplo de cómo la sociedad estadounidense está despertando a la necesidad de defender los derechos de sectores como la comunidad LGBTIQ+.

Nuevo debate sobre discrimen LGBTIQ+ ante el Supremo federal

Bayolo dijo que no solo se aprobó 258 a 169, con el respaldo de 39 congresistas demócratas, sino que hubo aplausos para celebrar la votación. La medida ya había sido apoyada en el Senado federal, por lo que ahora pasa a la firma del presidente estadounidense Joe Biden, quien apoya el estatuto.

«Primero que nada esto significa que la legislatura se está dando cuenta que no es suficiente que tengamos los derechos consagrados por medios jurisprudenciales. También esto demuestra que se dieron cuenta que hay unos derechos fundamentales en riesgo», dijo Bayolo.

La medida responde al temor de ciertos sectores de que se pudiera revocar por el Tribunal Supremo de Estados Unidos el caso Obergefell v. Hodges, de 2015, que reconoce como legal los matrimonios entre personas del mismo caso.

Bayolo aclaró que la medida aprobada no obliga a los estados a aprobar leyes estatales para que se celebren matrimonios de parejas del mismo sexo a nivel estatal, pero sí fuerza a esos estados a reconocerlas como válidas.

«Requiere que todos los estados reconozcan la legitimidad del matrimonio gay», afirmó.

El «Respect for Marriage Act» no solo protege el matrimonio entre parejas del mismo sexo, sino el matrimonio interracial, dijo la abogada entrevistada por Microjuris.

En el matrimonio, dijo Bayolo, Puerto Rico tiene una protección constitucional, tanto porque el vínculo matrimonial se considera un derecho fundamental, como en la variante de raza, porque la Constitución explícitamente prohíbe el discrimen por raza.

Los derechos de la comunidad LGBTIQ+ regresaron esta semana al Tribunal Supremo de Estados Unidos cuando se celebró la vista oral del caso 303 Creative v. Elenis, donde una diseñadora de páginas web disputa que se le obligue dar servicios que ella considera artísticos a personas del mismo sexo que se quieren casar.

Bayolo dijo que este tipo de casos son maneras de grupos conservadores de restringir derechos reconocidos.

Según Bayolo, lo que sacudió las consciencias fue el desenlace del derecho al aborto, que tras casi medio siglo reconocido a nivel federal en Roe v. Wade, esta protección federal fue anulada en el caso Dobbs v. Jackson. Ahora, el aborto depende de cada estado, y la sociedad estadounidense lo está respaldando con sus votos, porque en las pasadas elecciones de medio término en cinco estados -California, Vermont, Kentucky, Michigan y Montana- hubo medidas relacionadas con el aborto, y en todas el electorado votó a favor de ese derecho.

«El caso de Dobbs fue un ‘wake up call’, que ha generado muchas medidas. La gente está saliendo, están votando, eso son buenas noticias, buenas noticias para los derechos civiles, me alegro. Es una pena que se tenga que ocurrir por estos medios, yo creo en la jurisprudencia y creo en el respeto de la uniformidad de los tribunales estatales y federales, pero hay demasiado en juego para dejarlo en manos del tribunal», sostuvo Bayolo.

Sobre el aborto, Bayolo dijo que hay una medida en el Congreso federal para darle al aborto protección estatutaria, pero la misma no se ha movido.