Unen esfuerzos para objetar cambio en metodología de clasificar bonos

Juan Carlos Batlle

Juan Carlos Batlle, presidente del Banco Gubernamental de Fomento

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, Antonio Silva Delgado, dijo hoy que unirá esfuerzos con el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), para objetar el cambio en la metodología para clasificar los Bonos de Puerto Rico que anunció hará la casa acreditadora Moody’s Investors Service.

De está manera reaccionó el legislador sobre el reporte más reciente de Moody’s donde advierte sobre una posible degradación a sobre $16,000 millones en bonos emitidos por la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA).

“Vamos a defendernos eventualmente si cambian la clasificación de los Bonos de Puerto Rico con relación a COFINA, originada en el 2007. Si esto sucediera la Asamblea Legislativa se unirá al Gobierno de Puerto Rico, porque creo que allí estarían errados ellos”.

Al trascender el tema en la audiencia pública del Presupuesto para el 2013 de la agencia, el representante argumentó que “están mirando al IVU como un arbitrio un poco riesgoso, cuando es lo más seguro que se cobra. De hecho, el IVU lo que lleva implantado en Puerto Rico es seis años y está mejorando la captación de mes a mes, distinto a otras jurisdicciones que se han estancado”.

Incluso, el presidente del BGF, Juan Carlos Batlle, explicó a preguntas de Silva Delgado que Moody’s determinó revisar la clasificación ya que el 23 de marzo adoptó una nueva metodología para evaluar bonos que se repagan con impuestos especiales y mediante el cual establece criterios más estrictos para medir la capacidad de repago de ciertos emisores estatales.

El funcionario informó que dentro de un grupo de varias entidades Moody’s podría estar examinando la fortaleza económica de Puerto Rico, el tipo de reserva que ha provisto para pagar los bonos y la tendencia y volatilidad que exhibe el impuesto a la venta y uso (IVU), que es la fuente de repago de COFINA.

Según Batlle, el 27 de marzo Moody’s incluyó 27 jurisdicciones a nivel nacional que iban a estar siendo evaluados, de los cuales 23 tendrían una posible baja en su clasificación a raíz de la nueva metodología. Amplió que tres semanas más tarde le informó al BGF que se incluiría a COFINA.

Mencionó, que desde entonces el BGF ha estado discutiendo el asunto con Moody’s, ya que tanto el Banco como los inversionistas no acaban de entender el cambio que hubo cuando se determinó la nueva modalidad el 27 de marzo y tres semanas después incluir a COFINA en el crédito.

“Hemos estado proveyéndoles la información necesaria. Moody’s argumenta el escenario de que si el IVU no crece en nada en los próximos 20 a 40 años habrá problemas para poder pagar la deuda. Ese escenario no es posible ya que con los seis años que lleva el IVU corriendo es prácticamente imposible. Incluso, en la época más fuerte de la recesión el IVU se mantuvo con unos niveles bastante estables”, dijo.

Batlle, aseguró a la Comisión que los recaudos del IVU han estado creciendo, sosteniendo que en el mes de abril el recaudo aumento de sobre 7% y el mes anterior sobre un 6%.

“Por otro lado, el funcionario también aseguró a la Comisión que entre el año fiscal 2009 y el presente el Banco ha logrado fortalecer su base de capital y recobrar su salud financiera luego de la descapitalización por $500 millones sufrida a principios de 2005 y el manejo de su estructura de fondos y precios hasta el 2008. En la actualidad la liquidez del Banco es sumamente estable, representando aproximadamente un total de $2,000 millones en liquidez disponible”, sostuvo.

El presupuesto consolidado de gastos operacionales del BGF para el año fiscal 2012-2013, excluyendo la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda, se estimó en $46.4 millones, lo que representa un aumento de $1.3 millones. El aumento corresponde al incremento de 1% de la aportación patronal al Sistema de Retiro del Gobierno en el 2013.

A %d blogueros les gusta esto: