NOTICIAS

Senado aprueba enmiendas al Código Penal

Senado aprueba enmiendas al Código PenalEl Senado de Puerto Rico aprobó esta semana el Proyecto del Senado 1210 trabajado por la Comisión Conjunta Permanente para la Revisión Continua del Código Penal que preside el senador Miguel Pereira y el representante Luis Vega Ramos. Este proyecto recoge las enmiendas al Código Penal que fueron trabajadas durante más de un año por senadores y representantes.

El proyecto contó con el aval bipartita de la mayoría parlamentaria del PPD y de la minoría parlamentaria del PIP. La delegación PNP votó en contra de la medida.

Durante esta sesión, y luego de presentar el proyecto, la Comisión Permanente, abrió paso a un proceso de vistas públicas que incluyó participación un vasto grupo de peritos y conocedores del asunto. Ante senadores y representantes, depusieron miembros de la academia, el Departamento de Justicia, la Sociedad para la Asistencia Legal, Colegio de Abogados, familiares de víctimas del crimen, representantes del sector religioso, representación de la Rama Judicial, abogados de la práctica penal y con el testimonio de confinados rehabilitados. Tras el insumo de los sectores mencionados, la Comisión acogió recomendaciones presentadas que se incorporaron al lenguaje aprobado.

El texto aprobado no altera las penas dispuestas para los delitos de asesinato, agresión sexual, incesto, pornografía infantil y secuestro.

Durante el debate para su aprobación, el presidente del Senado, Eduardo A. Bhatia resaltó el análisis cuidadoso y profundo liderado por el senador Miguel Pereira y el representante Luis Vega Ramos. Bhatia expresó: “las enmiendas presentadas hoy al Código nutren de justicia el marco legal penal de Puerto Rico. Sobre todo, cumplen con la exigencia constitucional de procurar la rehabilitación de los confinados. La Constitución es clara y exige que la política pública sea a favor de la rehabilitación. Este proyecto cumple con eso”.

Las enmiendas presentadas incluyen una política a favor de la rehabilitación. A modo de ejemplo, propone la modalidad de restricción terapéutica como alternativa a la reclusión para personas con problemas de adicción en delitos que no conllevan violencia ni intimidación. En este caso, el acusado tendrá que someterse a un proceso de rehabilitación, condicionado a un informe pre-sentencia favorable, necesidad de tratamiento, posibilidad de rehabilitación y evaluación de riesgo/beneficio que esta alternativa presente para la comunidad.

A %d blogueros les gusta esto: